Historias de un Joven Reportero Opinión Plumas incorrectas

Enjaular al Tigre Blanco

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

Del cautiverio del que fue presa en el oscuro régimen morenovallista, Fernando Manzanilla vive desbocado su emancipación tras la muerte de Rafael Moreno Valle en la ya lejana navidad del 2018.

Desde hace una década, Manzanilla Prieto, conocido desde ahora como “Tigre Blanco”, tras la muy reveladora columna del periodista Ricardo Morales, está obsesionado con ser el gobernador del estado.

Pero, Fernando “El Tigre Blanco” es el peor enemigo de Fernando “El Conejo Mayor”.

Ver: Manzanilla y Genoveva quieren agandallarse hasta la sindicatura de Puebla

Las oportunidades para Manzanilla no han faltado.

En la era morenovallista, Fernando era el sucesor natural de Moreno Valle, pero su falta de disciplina y su soberbia lo alejaron de su cuñado a tal grado que en apenas un año y medio la relación forjada por más de 15 años se dinamitó a tal grado que Manzanilla fue desplazado por Tony Gali, quien a la postre sería el gran proyecto político de Rafael por los próximos 8 años.

La arrogancia, las traiciones y las intrigas son los grandes defectos de Fernando Manzanilla.

Tras el exilio obligado, Manzanilla Prieto se sumó a las filas del lopezobradorismo sin ser parte de Morena para mantener su imagen fifí, por lo que se enroló en el partido de extrema derecha Encuentro Social, hoy Encuentro Solidario.

Y es que, Fernando sabe que su perfil jamás cuadrará con el de los militantes del Movimiento Regeneración Nacional.

En el 2018, Manzanilla Prieto se convirtió en el hombre de todas las confianzas de Miguel Barbosa, entonces abanderado de Morena en Puebla. Además de ser candidato a diputado federal por el Distrito 12, el exesposo de Gabriela Moreno Valle Rosas, quien desde hace meses se separó de legislador pesista, Fernando fue uno de los coordinadores de la campaña del hoy gobernador del estado.

Para el 2019, “El Conejo Mayor” o “El Tigre Blanco” regresó a la Secretaría General de Gobierno durante el interinato de Don Guillermo Pacheco Pulido.

La misma posición en la que condenó su destino en el morenovallismo.

Aunque las vueltas de la vida le dieron una segunda oportunidad a Fernando al regresarlo a la secretaría con más influencia en la estructura de gobierno, el conspirador volvió a conspirar en contra del grupo que le abrió las puertas.

Manzanilla Prieto comenzó a llevarle las contras a Miguel Barbosa, quien se perfilaba a llegar al Ejecutivo local y ya como gobernador, “Tigre Blanco” continuó con sus traiciones.

Origen es destino.

Ver: Más pruebas del amasiato entre Manzanilla y Genoveva Huerta

La soberbia y las intrigas otra vez salieron a relucir.

Ahora, Fernando Manzanilla, a través de su títere Genoveva Huerta, quien es identificada como N/A en las conversaciones reveladas por Ricardo Morales, busca descarrilar al PAN y a su abanderado en la capital Eduardo Rivera para las elecciones intermedias del 6 de junio.

Y es que, Mazanilla Prieto busca apoderarse del partido azul rumbo al proceso sucesorio del 2024 para impulsarse como el sucesor de Barbosa, pero ahora bajo las siglas y colores de Acción Nacional.

Para ello, “El Tigre Blanco” va por la derrota de Lalo Rivera, quien, de ganar el primer domingo de junio, se convierte en el aspirante natural a llegar al gobierno del estado, y para ello está operando, junto con el exmandatario Tony Gali, la reelección de la repudiada Claudia Rivera en el Ayuntamiento de Puebla.

Ver para creer: Rivera Vivanco, junto con su gurú adicto a los pulques mágicos, ha pactado una ignominiosa alianza con el morenogalismo para aferrarse a la alcaldía de la Angelópolis.

En una entrega anterior ya había narrado las conspiraciones que Manzanilla tramaba desde El Encanto, en la Vista Country Club.

Fernando es el factor de cohesión entre las viudas de Rafael y los enemigos del barbosismo.

Es tanto el temor que Fernando Manzanilla le tiene a Eduardo Rivera y al gobernador Barbosa que es capaz de acordar con la despreciada Claudia Rivera para apoyarla en la próxima elección de junio.

Sobra decir que en algún momento “El Conejo Mayor” va a clavarle el cuchillo por la espalda a la ilusa Claudia, quien ahora ve en Manzanilla a su nuevo padrino que la llevará a lograr la reelección que tanto la obsesiona.

Lo que “Tigre Blanco” olvida es que en Casa Aguayo ya le tienen la jaula a la medida por todos las irregularidades y desvíos de recursos públicos a su paso por la Secretaria de Gobernación.

La solución es así de simple: enjaular al “Tigre Blanco”.

Regresarlo al cautiverio.

Lo mismo va a pasar con los sobrinos y cercanos de “El Artista”.

Una duda ronda en el aire.

¿En dónde quedó la orden que Marko Cortés le dio a Genoveva Huerta de romper todo vínculo con Fernando Manzanilla?

Y otra más: ¿hasta cuándo el líder nacional del PAN va a permitir que su lideresa en Puebla siga hundiendo y traicionando a su partido?

Vaya bodrio que acaban de armar “La Dama”, “El Gurú” y el “Tigre Mayor”.

Ver: La pareja de la mamá de Claudia Rivera estará en el Cabildo otros tres años

¿A eso se refiere Claudia Rivera cada vez que dice que ella defiende a la verdadera Cuarta Transformación?

Cuánto descaro.

Esta sí que es la verdadera Mafia del Poder.

Artículos Relacionados

Biestro abre la puerta a buscar la dirigencia estatal de Morena, tras derrota en Puebla

Yaneth

Dos días después de las elecciones, Barbosa y Lalo Rivera se reúnen; prometen trabajo coordinado

Marela

“Reunión con el senador Armenta fue solo amistosa”: Barbosa

Marela

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas