Historias de un Joven Reportero Opinión Plumas incorrectas

Garmendia y Evangelista Aniceto, el cáncer plurinominal de Morena

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

Ser las marionetas de Alejandro Armenta y de Claudia Rivera vaya que les dejó grandes beneficios a los impresentables Édgar Garmendia y a Carlos Evangelista, quienes después de incendiar al Morena en Puebla por la imposición de candidatos perdedores y desconocidos, ahora buscan quedarse con las posiciones uno y dos de la lista plurinominal al Congreso del estado que el partido lopezobradorista registrará en las próximas horas ante el IEE.

Para nadie es un secreto que Garmendia de los Santos y Evangelista Aniceto fueron los plomeros de Rivera Vivanco y de Armenta Mier, quienes son los responsables de que el Movimiento Regeneración Nacional viva su peor crisis desde que arribó al poder en Puebla en el 2018.

Si el Geno-cidio en el PAN estuvo a punto de sepultar las posibilidades del partido azul de recuperar un poco de lo mucho perdido en las últimas elecciones presidenciales por el gandallismo y arbitrariedades de su lideresa Genoveva Huerta; lo que sucede en Morena pinta para ser un desastre total ante la cerrazón, irracionalidad y prepotencia de Claudia y de Alejandro, quienes se aliaron por el odio que ambos tienen hacia el gobernador Miguel Barbosa.

Ver: Y seguirán cayendo

En la lógica de Rivera Vivanco y de Armenta Mier no necesitan al mandatario poblano, a quien excluyeron de la designación de los abanderados en los principales municipios de la entidad y de las candidaturas a diputados federales, para sacar adelante la elección intermedia de este año.

Para este par de rapaces, sus inexistentes estructuras y sus marginales operadores de tierra son suficientes para ganar la alcaldía de Puebla, la mayoría de distritos federales y las presidencias municipales de la zona metropolitana, por eso es que entre ellos se dividieron las nominaciones y tampoco abrieron las negociaciones para el resto de grupos de Morena la integración de las planillas de regidores.

Pero, tanto la candidata repudiada a la alcaldía de Puebla y el senador expriista prefirieron no ensuciarse las manos y para lograr sus perversos planes utilizaron a Édgar Garmendia y Carlos Evangelista para ensuciarse del chiquero en el que se convirtió el proceso interno de Morena en Puebla.

Garmendia y Evangelista Aniceto, son el cáncer de Morena.

Un cáncer que Claudia Rivera y Alejandro Armenta dejaron que se enquistara en el partido fundado por Andrés Manuel López Obrador.

Como ya lo mencionó el periodista Arturo Rueda en una brillante radiografía de la actualidad del partido lopezobradorista en Puebla, la soberbia que ha invadido a Claudia y a Alejandro Armenta tiene el borde del colapso al Movimiento por la ruptura interna que vive y que a diario se crece y que, una vez que inicien las campañas locales, se encrudecerá.

Ver: No solo en Puebla capital, Morena naufraga en el resto del país

Si todos los militantes y liderazgos que han marchado y se han manifestado a las afuera del IEE hacen huelga de brazos caídos, Morena se puede ir despidiendo de repetir en el poder como lo hicieron hace tres años.

Por esto es que resulta increíble es el premio que Garmendia y Aniceto quieren darse por adelantado sin aún entregar resultados después del 6 de junio.

El horizonte se pinta cada vez más oscuro para el Movimiento Regeneración Nacional en Puebla.

El canibalismo y gandallismo pudo más que el ímpetu transformador que a todos ilusionó en el 2018.

Morena está perdido en su propio laberinto.

Todos sabemos las intenciones de llegar al Congreso de Garmendia y de Evangelista.

La división y las pocas ganas de iniciar una operación cicatriz serán el acabose del lopezobradorismo en la capital y en la zona metropolitana.

Una duda ronda en el aire.

Ver: Primera encuesta de campañas: Morena está muerto en la capital

¿Si Morena pierde la capital, que es algo inevitable, no logra ganar más de 9 distritos federal y tampoco retiene las principales alcaldías que hoy preside, Édgar Garmendia y Carlos Evangelista, por dignidad, renunciarán a su diputación pluri?

Y una más.

¿Armenta y Claudia serán los padres de la catástrofe de Morena en Puebla o entregarán a sus plomeros?

Veremos.

Artículos Relacionados

Biestro abre la puerta a buscar la dirigencia estatal de Morena, tras derrota en Puebla

Yaneth

Por desastre de Morena en la capital y Cholulas, consejeros piden la renuncia de Garmendia y Evangelista

Yaneth

“Reunión con el senador Armenta fue solo amistosa”: Barbosa

Marela

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas