Historias de un Joven Reportero Opinión Plumas incorrectas

La relación del gobernador Barbosa y el fiscal Higuera goza de cabal salud

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

Falso de toda son las versiones que apuntan a una supuesta traición del fiscal Gilberto Higuera al gobernador Miguel Barbosa.

Hasta ahora, la relación institucional que existe entre el mandatario poblano y el titular de la Fiscalía General del Estado goza de cabal salud a pesar de que algunos enemigos del residente de Casa Aguayo buscan generar una intriga inexistente entre ambos.

Y es que, los odiadores de Barbosa Huerta saben a la perfección que su nombre podría aparecer en las muchas carpetas de investigación que reposan en el escritorio del fiscal poblano.

Ver: Auditoría también va por Banck, Gali y Lalo Rivera en cascada de denuncias

Tras de aprehensión de Leoncio Paisano, la última gran detención de un pillo morenovallista, muchos de los que conspiran en contra de Barbosa Huerta perdieron el sueño como consecuencia de todos los abusos y excesos cometidos durante el oscuro régimen del siniestro Rafael Moreno Valle.

Por eso es que buscan, a como dé lugar, dispersar la teoría de que Higuera Bernal está traicionando al gobernador del estado al supuestamente hacer acuerdos ya con dos de sus principales opositores: Fernando “Tigre Blanco” Manzanilla y Alejandro “El Aprendiz” Armenta.

Cosa curiosa: “Tigre Blanco” y “Aprendiz” tienen cuentas pendientes en la FGE. Manzanilla está siendo investigado por los desvíos millonarios de la partida secreta de la Segob; y Armenta arrastra desde el marinismo una querella por peculado a su paso por la Secretaría de Desarrollo Social por el mal logrado programa “Unidos para Progresar”.

¿Qué hay detrás de esta embestida en contra del fiscal de Puebla?

Una razón muy simple: que el gobernador Barbosa pesque el anzuelo que han lanzado para que apresure la salida de Gilberto Higuera y con ello se pueda acomodar a un perfil ajeno al mandatario poblano, a través del correspondiente proceso legislativo, para evitar que sigan las investigaciones en contra de todos aquellos que dañaron al estado durante la era morenovallista.

Nadie quiere seguir los pasos de Eukid Castañón, Luis Cobos, Leoncio Paisano, Valentín Meneses, Óscar Chapa Palomeque o Felipe Patjane.

Lo que los obnubilados odiadores del gobernador Barbosa desconocen es que Gilberto Higuera, hasta el día de hoy, es uno de los hombres de mayor confianza para el mandatario poblano.

Es tan buena la relación que las reuniones entre el gobernador Barbosa y el fiscal Higuera son cada vez más frecuentes. De hecho, el mandatario poblano y el titular de la FGE se citan hasta dos veces por semana para coordinar trabajos entre el Ejecutivo y la dependencia estatal.

Ver: ¡A temblar! 11 ex secretarios de Finanzas y Salud de Moreno Valle y Gali, denunciados por corrupción

Lo mismo sucede con el auditor Francisco Romero, a quien también están acusando de conspirar en contra de Miguel Barbosa.

Otra gran mentira.

Y es que, gracias a la titánica labor de Romero Serrano al frente de la Auditoría Superior del Estado de Puebla se han descubierto todos los delitos que se cometieron al amparo del poder durante los gobiernos morenogalista.

El brillante periodista Osvaldo Macuil reveló este miércoles en El Incorrecto MX las 11 querellas que el auditor del estado presentó contra el mismo número de ex titulares de Finanzas y Salud durante las administraciones de Moreno Valle y Tony Gali.

El modelo de negocios en el que se convirtió el gobierno del estado tenía en la SSA y en la SFA sus grandes cajas registradoras con las que fueron desviados miles de millones de pesos.

No sólo eso, la ASE ya tiene en la mira a la corrupta Claudia Rivera, contra quien ya presentó tres denuncias penales por todas las irregularidades, peculado y malversación de recursos comprobados durante su catastrófica e inconclusa gestión.

Mientras la Auditoría Superior tiene la tarea de encontrar todas las irregularidades cometidas en el morenovallismo, la FGE cierra la pinza al liberar las ordenes de aprehensión por los delitos cometidos.

La ASE y la FGE tienen a los enemigos del gobernador Barbosa intranquilos y con sus amparos bajo el brazo.

El siguiente en acompañar a Paisano o a Eukid podría ser cualquiera.

Por eso es la urgencia de enrarecer la cordialidad que existe entre el gobernador Barbosa, el fiscal Higuera y el auditor Romero.

Ver: Presenta ASE tres denuncias penales contra Claudia Rivera por corrupción en el Ayuntamiento

El plan del “El Puma” o “Tigre Blanco” y del “Aprendiz” es evidente y su miedo a la justicia aún más.

Otro complot mongol con el que fracasan.

El tridente de Barbosa, Higuera y Romero goza de cabal salud.

Ya no le muevan.

Artículos Relacionados

“Reunión con el senador Armenta fue solo amistosa”: Barbosa

Marela

“El mal trabajo de Rivera Vivanco afectó a Morena en estas elecciones”: Nora Escamilla

Yaneth

Mitos y realidades en la aldea después del 6 de junio

Gerardo Ruiz

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas