spot_img
spot_img
miércoles, febrero 8, 2023
spot_img
spot_img

Barbosa, más fortalecido que nunca

Los alcaldes presentes aprobaron por unanimidad sumarse a la iniciativa del gobernador de legalizar y regular en sus leyes de ingresos municipales el cobro del Derecho al Alumbrado Público (DAP), que hoy es parte de un entramado delictuoso y desvergonzado por parte de la CFE

Debes leer

Barbosa le ganó otra partida, una más, a Ignacio Mier, a quien ni toda la semana de periodicazos ni las amenazas veladas ni el recurso inagotable de la satanizada “privatización” del servicio le funcionaron para “matar” al DAP

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

Publicidad

El 2021 fue el año en el que el gobernador Miguel Barbosa demostró su músculo político y que él es el único que controla las riendas del poder en la entidad a pesar de que muchos de sus compañeros de partido le han querido hacer sombra aprovechando sus puestos en el Congreso de la Unión, como Ignacio Mier o Alejandro Armenta.

Este año que está a unos días de concluir, Barbosa Huerta dejó claro con los resultados de las elecciones intermedias de junio, en las que fue uno de los grandes ganadores del proceso,    que su grupo político se mantiene fuerte y se ha renovado y ampliado, además de que se quitó del camino a todos aquellos que conspiraron en su contra y que lo traicionaron en los primeros dos años de su administración.

Mientras el mandatario se enfila a su cuarto año, el de más poder para un gobernador, en la cúspide; sus enemigos están exiliados y desamparados, como el caso de Fernando Manzanilla, quien se quedó sin partido y sin fuero; Alfonso Esparza, fuera de la BUAP y del país; Claudia Rivera, gran perdedora del 6 de junio y con amparos bajo el brazo; Armenta Mier, quien cada vez que Barbosa le truena los dedos atiende a su llamado y quien está más día alejado del 2024; y Mier Velazco, el presidente de San Lázaro que fracasó en su intentona de despojar del poder y de Morena al nacido en el Valle de Tehuacán.

Ver: El DAP, vivo y a consulta

Miguel Barbosa se enfila a la segunda mitad de su gobierno con una aprobación en números positivos, con un estado estable a pasar de las circunstancias nacionales e internacionales, con las circunstancias políticas de su lado y con un respaldo nacional más fuerte que nunca, gracias a la llegada de Adán Augusto López, a la Segob federal.

El encuentro celebrado el pasado sábado en el Centro de Convenciones de la Ciudad de Puebla para cabildear el cobro del DAP entre los alcaldes de la entidad no puede pasar desapercibido no solo por las implicaciones recaudatorias para los municipios, sino por el poder de convocatoria del gobernador.

Al conclave a puerta cerrada en el recinto de San Francisco se dieron cita 180 de 217 ediles, es decir más del 80% de los presidentes municipales acudieron al llamado del gobernador Barbosa, lo que demuestra el músculo político, como lo mencioné al inicio de esta columna, del mandatario y que su figura es respetada y bien aceptada entre todas las fuerzas políticas del estado.

No solo eso, los alcaldes presentes aprobaron por unanimidad sumarse a la iniciativa del gobernador de legalizar y regular en sus leyes de ingresos municipales el cobro del Derecho al Alumbrado Público (DAP), que hoy es parte de un entramado delictuoso y desvergonzado por parte de la CFE.

En mi última entrega de esta columna hablé del “Factor Casa Aguayo” para definir la intervención de Barbosa Huerta en la discusión del DAP entre los diputados del Congreso del estado luego de que Eduardo Rivera fue el principal impulsor de su regularización e Ignacio Mier fue su principal para obstaculizar al panista y al mandatario poblano.

Ver: Destapan la cloaca de la Sindicatura municipal en la era claudista

Y es que, en una jugada de ajedrecista y que adelantamos en exclusiva en El Incorrecto, el gobernador Barbosa convirtió al DAP de un tema local de la Angelópolis a un asunto de interés público a nivel estatal, en conjunto con Rivera Pérez, Jorge Estefan Chidiac y Sergio Salomón Céspedes, para que ya no solo contara con el respaldo de un alcalde, sino de los 217.

No solo eso, con la reunión del sábado, Barbosa Huerta ya involucró a todos los partidos políticos para que los diputados, quienes ya habían anticipado su voto en contra como algunos del PAN y de Morena, tengan que replantearlo para apoyar a los municipios que integran sus distritos, pues al final de cuentas están para beneficiar a sus electores y no a sus intereses.

En lo político, el gobernador de Puebla le ganó otra partida, una más, a Ignacio Mier, a quien ni toda la semana de periodicazos ni las amenazas veladas ni el recurso inagotable de la satanizada “privatización” del servicio le funcionaron para “matar” al DAP, aunque su periódico se aventuró a hacerlo sin tener ninguna prueba para ello.

La inminente aprobación del cobro del Derecho del Alumbrado Público es una estruendosa derrota del diputado federal, quien no encuentra como construir su camino al 2024, pues fue el principal interesado en sabotear la reforma a las leyes de ingresos municipales para evitar que Lalo Rivera cuente con mayores recursos para su gobierno en menoscabo del resto de municipios, incluido Tecamachalco, cuyo Ayuntamiento es presidido por su hijo Nachito Junior.

Ver: “Vamos juntos por Puebla”

Mier Velazco, como es de esperarse, intentará convencer a más diputados que se sumen a su marginal G5 en el Congreso del estado para frenar la inminente aprobación del DAP en el periodo extraordinario al que se convocará en los siguientes días para iniciar con el proceso legislativo correspondiente para su presentación en el Pleno.

A ver si ya entienden que puede haber muchos números dos, pero el uno, solo habrá uno.

Miguel Barbosa cierra el año más fortalecido que nunca y con el timón del barco firme y navegando en aguas seguras.

Velas desplegadas para el cuarto año del barbosismo.

- Advertisement -
spot_img
spot_img

Últimas Noticias