17.9 C
Puebla
lunes, septiembre 13, 2021
spot_img

Crónica de una derrota anunciada (Caso Puebla capital)

Debes leer

Los grandes impulsores de la reelección “incluyente” y de la derrota en Puebla capital se llaman Edgar Garmendia y Carlos Evangelista; quienes gracias al fantástico surrealismo de la política Mexicana, serán diputados locales por la vía plurinominal en la próxima legislatura

La Cuarta desde Adentro

Por: Jorge Hernández Aguilera / @JorHeAguilera

“Libertad de expresión es decir lo que la gente no quiere oír”.– George Orwell

Mi solidaridad y respaldo al dignísimo Consejo Estatal de morena en Puebla. En días pasados, Consejeros de nuestro partido han sido amenazados de manera directa e indirecta, con su expulsión de morena. El Clan Rivera Vivanco, integrado por Eloísa y Claudia; así como Edgar Garmendia y Carlos Evangelista pretenden con aval de la dirigencia nacional expulsar de morena al auténtico Obradorismo.

No nos vamos a detener, defenderemos la democracia partidista desde el núcleo de la Cuarta Transformación. Hasta donde tope.

En política no hay sorpresas, hay sorprendidos.

Para ningún Poblano de a pie ha resultado sorpresivo el triunfo del alcalde electo Eduardo Rivera Pérez, sobre la –des- gobernante “activista” Claudia Rivera Vivanco. Los indicativos numéricos en todo momento expresaron los bastos negativos en cuanto a la gestión municipal, siendo reiteradamente puntuada dentro de las peores Alcaldesas del país; según las encuestas nacionales.

Los rubros de seguridad, combate a la corrupción y obra pública; imperaron en la retórica (vacía y demagógica) que la presidenta municipal desplegó durante más de dos años en su “estrategia” de comunicación.

Por el contrario, las lascivas muestras de corrupción, documentadas ampliamente por la prensa local; las denuncias públicas por los diversos representantes de institutos políticos y el fervoroso reclamo del Consejo Estatal de morena para con Claudia y Eloísa reflejan la auténtico molestia social ante la aberrante e infantil decisión de imponer como candidata a CVR.

Los grandes impulsores de la reelección “incluyente” y de la derrota en Puebla capital se llaman Edgar Garmendia y Carlos Evangelista; quienes gracias al fantástico surrealismo de la política Mexicana, serán diputados locales por la vía plurinominal en la próxima legislatura. Nada puede esperar morena Puebla respecto a la identidad legislativa de este par de usurpadores. Sus principios rectores son el de la mentira, el robo y la traición.

Desafortunadamente para el proyecto de nación que enarbola nuestra entidad Federativa; la derrota del Clan Vivanco repercutió en la pérdida de tres diputaciones federales de cuatro que se disputaron. Claudia Rivera no sólo hundió la reputación del Obradorismo en la capital; sino que perdió para el presidente Andrés Manuel López Obrador tres votos en el congreso de la Unión. En lo legislativo, cada voto será decisivo para la materialización de la Cuarta Transformación.

Ver: La batalla de Puebla

Se alistan para octubre la renovación de los Consejos Estatales y los Comités Ejecutivos Estatales. La figura de Aristóteles Belmont proveniente de la Ciudad de México, impuesto por el impresentable Alfonso Ramírez Cuellar garantiza la continuidad de los preceptos Evangelistas y Garmentistas mentira, robo y traición a la militancia.

El partido movimiento de regeneración nacional debe ser la válvula que oxigene la transformación del país, desde los gobiernos locales. Contrario a ello, ser permisibles a los actos autoritarios del Clan Rivera Vivanco, y sus voceros Garmendia, Evangelista y Belmont, representarían permitir que fuera apagada la llama de la esperanza en Puebla.

Inicia un nuevo momento en la historia de Puebla; ha regresado al gobierno municipal de la capital la derecha recalcitrante, el Yunque ha tomado Puebla. El Morenogalismo de CVR; Andrés Viveros, Roberto Zataraín (y algunos pillos más), le han regresado a sus patrones panistas Puebla.

El Clan Rivera Vivanco le ha hecho un daño irreparable a Puebla, al Obradorismo Poblano. Nos vamos a levantar.

Ayer con una soberbia e irresponsabilidad aberrante, Mario Delgado comentó que morena debe expulsar a los traidores. Vaya autogol.

Hay que pedir la expulsión de los traidores, no de morena, sino los traidores al Pueblo, como lo fue Claudia y compañía.

Pero antes de que se vayan, que regresen lo que se robaron. Que rindan cuentas frente a la ley.

Que Garmendia regrese las cuotas y dádivas obtenidas con el lucro de la venta de candidaturas. Hecho que denunciamos penalmente y cuyo proceso sigue su curso.

Que no mientan, que no roben, que no traicionen.

- Advertisement -

Últimas Noticias