El barbosismo con Sheinbaum y los primos Mier con Adán Augusto

Por todo esto es que resulta inverosímil y hasta en cierto grado locuaz que Mier y Armenta estén apostados ya con Adán Augusto López, a quien nadie a nivel nacional lo ven con opciones reales de ser el candidato de Morena en 2024

Historias Joven Reportero

¿Qué opinará Sheinbaum Pardo que los primos Mier también ya dejaron claro que no es su candidata en la interna de Morena para el 2024 y que sus estructuras –pequeñas, marginales y limitadas­– estarán al servicio de López Hernández?

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

Como diría Andrés Manuel López Obrador: ¡Fuera máscaras!

La visita del pasado viernes de Adán Augusto López a territorio poblano dejó claras las intenciones, que ya no eran ningún secreto, de Ignacio Mier para jugar en la entidad a favor del secretario de Gobernación federal en la carrera presidencial para las elecciones del 2024.

Pero, la verdadera noticia y lo que sorprendió a muchos fue la invitación del marinista Alejandro Armenta al mitin que el titular de la Segob encabezó en el Centro de Convenciones, en donde se dieron cita cerca de seis mil acarreados, quienes presenciaron el doble destape que hizo el tabasqueño, mismo que solo estaba destinado para hacerlo a favor de Mier Velazco.

Ver: Eric Cotoñeto: cuando el odio puede más que la razón

No se puede dejar de señalar la también doble traición que los primos Mier, Nacho y Alejandro, hicieron pública en contra de los que eran sus ‘gallos’ para Palacio Nacional hasta el año pasado.

Nacho Mier ya sepultó la alianza que mantenía con Marcelo Ebrard, a quien en el primer trimestre del 2022 le organizó una comida similar con casi los mismos empresarios que estuvieron presentes el fin de semana en la reunión encabezada por el empresario Julián Ventosa en el Salón Tres Marías.

Cómo olvidar la fotografía del preso Arturo Rueda, cómplice y socio de Moisés Ignacio, junto con el canciller mexicano.

Lo mismo sucede con “El Senador Precioso” Armenta, quien ya acuchilló a su otrora padrino político Ricardo Monreal, lo cual consuma una traición más del senador que le debe la posición en la Mesa Directiva del Senado al zacatecano a quien hoy desconoce.

¿Qué va a pasar ahora con Mier y Armenta luego de que el truhan Mario Delgado, líder nacional de Morena, ya le dio luz verde a las cuatro corcholatas de AMLO, Claudia Sheinbaum, Adán Augusto López, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, de visitar los estados gobernados por el partido lopezobradorista, al decir de un oficio filtrado por la certera periodista Lourdes Mendoza?

Seguro que a Marcelo y Ricardo no les hizo gracia ni les cayó nada bien el show del pasado viernes montado por sus exahijados.

Una duda más: ¿qué opinará Sheinbaum Pardo que los primos Mier también ya dejaron claro que no es su candidata en la interna de Morena para el 2024 y que sus estructuras –pequeñas, marginales y limitadas­– estarán al servicio de López Hernández, quien entre los aspirantes presidenciales es de los últimos lugares y a años luz de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, de acuerdo con todas las encuestas nacionales.

Tan solo basta ver la última encuesta publicada por El Heraldo de México y realizada por Poligrama, la cual coloca a Sheinbaum como la aspirante más fuerte para abanderar a Morena en 2024 con el 30.10% de las preferencias; seguida por Marcelo Ebrard con el 22.60%; y muy por debajo están Adán Augusto, con 16.30% y Ricardo Monreal, con el 10.70% de los votos.

No está demás el recordar que el método de selección del o la candidata presidencial de Morena será a través de encuestas, como se ha venido realizando en otros procesos, las cuales siempre ponen como líder a la jefa de la CDMX y en algunas “cuchareadas” al secretario de Relaciones Exteriores, pero nunca al de Gobernación, quien lleva meses sin crecer en las preferencias entre simpatizantes del Movimiento Regeneración Nacional y la ciudadanía en general.

Por todo esto es que resulta inverosímil y hasta en cierto grado locuaz que Mier y Armenta estén apostados ya con Adán Augusto López, a quien nadie a nivel nacional lo ven con opciones reales de ser el candidato de Morena en 2024.

Mientras todo esto sucede, el barbosismo sigue firme y cerrando filas en torno a Claudia Sheinbaum, quien a pesar de todos los intentos de descarrilarla y las conspiraciones para afectar su imagen pública, como lo que está sucediendo en los accidentes del Metro de la capital del país, sigue como la aspirante más avanzada en la lucha presidencial.

En este escenario, Julio Huerta y Olivia Salomón, aspirantes identificados con el grupo de Miguel Barbosa y que ahora comanda el gobernador Sergio Salomón Céspedes, llevan mano y tienen buenas posibilidades de hacerse de la candidatura en Puebla, a pesar de que las plumas de Nachito Mier y del “Senador Precioso” Armenta quieran darlos ya como muertos.

Ver: Adán Augusto, el gobernador Sergio Salomón y el enésimo destape frustrado de Nacho Mier

Nada más alejado de la realidad.

Y es que, el grupo barbosista ha demostrado que sus afectos siguen con Sheinbaum Pardo y que toda la operación en la entidad poblana para que sea ella la abanderada de Morena en 2024 estarán a su favor para que ella pueda inclinar la balanza y pedir que su compañera en la boleta sea alguna de las corcholatas que Barbosa Huerta ya había destapado.

No por nada, Céspedes Peregrina se dejó acompañar en todo momento durante la visita de Adán Augusto por Julio Huerta, quien fue el encargado de abrir los discursos en Casa Puebla y también fuera el más aplaudido por los diputados locales y alcaldes ahí presentes, quienes lo destaparon como el aspirante del grupo barbosista y gran operador de la estructura del exgobernador fallecido.

En la política forma es fondo.

Ver: Dos poblanas en la Cumbre de América del Norte

Los bandos ya están definidos en Puebla.

Unos juegan con la carta más fuerte y seria y otros le apuestan a una imposición burda y con pocas posibilidades de ganar.

¡Fuera máscaras!