17.6 C
Puebla
martes, octubre 5, 2021

Claudia Rivera, la #LadyMontajes

Debes leer

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

Una vez que el gobierno del estado anunció que tomaría el control de las jornadas de vacunación en Puebla para poner orden, agilidad y una excelente logística al proceso tras el caos que provocó Rodrigo Abdala en la capital y en la zona metropolitana, Claudia Rivera, como era de esperarse, reventó en cólera y comenzó a tramar un nuevo complot mongol para desprestigiar a la administración de Miguel Barbosa.

El superdelegado del gobierno federal en la entidad poblana no sólo fue exhibido como incompetente y miserable al no poder organizar medianamente las primeras jornadas y por exponer a condiciones inhumanas a los miles de adultos mayores en Puebla que se registraron para recibir la dosis contra el Covid-19; también fue ventilado como corrupto y negligente por vacunar a brigadistas y operadores de Rivera Vivanco en total clandestinidad.

El entripado y el enojo de la repudiada precandidata de Morena al Ayuntamiento de Puebla no era para menos, pues sabía que, al ya no controlar, junto con Abdala Dartigues, el ahijado del infame Manuel Bartlett, la vacunación en la capital perdería su última oportunidad de reelegirse como alcaldesa de la Angelópolis al sacar raja política con las jornadas de vacunación.

Ver: El día que Sánchez Galindo se burló por whatsapp de López Obrador

Y es que, las vacunas contra el Coronavirus sería el gran salvavidas para la Nave de los Locos, que conduce Claudia Rivera y que desde hace mucho se hunde a mar abierto.

No solo eso, la reprobada alcaldesa con licencia le pidió 400 vacunas a Rodrigo Abdala para los mapaches de la Comuna capitalina y de su war room de campaña.

Es decir, 400 brigadistas de la BUAP que tenían derecho a ser vacunados por participar en las jornadas de la primera dosis se quedaron sin sus inyecciones.

Fue Diario CAMBIO, quien, a ocho columnas documentó en su edición del pasado lunes las chingaderas de Abdala y de Rivera Vivanco. En el reportaje, que terminó por exhibir las miserias de la pareja del terror, se menciona que “el acuerdo se llevó a cabo la tarde del pasado jueves, cuando las filas por la vacunación que organizó en Ciudad Universitaria de la BUAP habían disminuido considerablemente y prácticamente quedaban sólo los voluntarios de la vacuna para ser inyectados después de varios días de trabajo”.

¿Cuál fue la respuesta a esto?

Lo lógico: Claudia Rivera guardó un silencio sonoro como es costumbre cada vez que le estalla un nuevo escándalo en la cara.

Pero, la exanalista del INEGI no se quedó con los brazos cruzados.

Desde el pasado viernes, la inconclusa edil mandó a varios de sus porros a grabar las jornadas de vacunación en los hospitales y centros de salud del gobierno del estado, en los que se iniciaron las jornadas una vez que la SSA asumió el control del proceso.

Ver: Ahora le toca al INE (Claudia Rivera en el espejo de Salgado Macedonio)

Quien esto escribe, a través de dos tuits, alertó la presencia de los infiltrados de Rivera Vivanco en las instalaciones del Hospital para el Niño Poblano, quienes estaban recabando información tanto del personal de Salud como de los propios adultos mayores que buscaban vacunarse.

Aunque a la mayoría se les negó el ingreso, otros sí lograron pasar y pudieron comprobar que el gobierno de Miguel Barbosa mejoró sustancialmente la vacunación en Puebla.

Rivera Vivanco, otra vez furiosa al no conseguir suficientes evidencias para limpiarse su corrupto rostro, planeó un montaje con las pocas fotografías y videos que sus porros lograron obtener.

La tarde de este martes, a través de uno de sus voceros que se ufana como uno de los pocos periodistas independientes, pero que cobra mensualmente su convenio con el Ayuntamiento de Puebla, publicó su montaje para atacar al gobierno de Barbosa y contrarrestar el desprestigio que le provocó el reportaje de Diario CAMBIO.

A ver si los Payasitos del Frente Ciudadano (sic) Contra las Campañas Negras fijan postura por este burdo video editado y mal documentado por la precandidata de Morena en la capital.

Otra vez, Claudia Rivera fue al bulto en lugar de reconocer que es una corrupta contumaz.

Ver: Claudia Rivera: el PAN ya tiene a la candidata que quería

Así como a nivel nacional las redes sociales bautizaron a Andrés Manuel López Obrador como el #VeraderoLordMontajes por su embestida contra el mustio Carlos Loret de Mola, Claudia Rivera bien podría ser nombrado igual.

Así como sus filtraciones malhechas al Huarachito Venceremos, la edil con licencia montó un gobierno municipal intolerante a la corrupción, incluyente y capaz, pero todo fue un burdo montaje.

Rivera Vivanco, es sin duda, #LadyMontajes.

- Advertisement -

Últimas Noticias