14.3 C
Puebla
lunes, octubre 4, 2021
spot_img

El día que Sánchez Galindo se burló por whatsapp de López Obrador

Debes leer

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

René Sánchez Galindo es un político de la nueva generación que carece de toda estrella y más bien vive estrellado.

Y es que, al whitexican doblado a hombre de izquierda no lo dejaron ni llegar a su segundo día de campaña antes de tumbarle la candidatura a diputado federal por el Distrito 12, de Puebla capital, por razones de género para entregarle la posición a Liza Aceves.

Aunque ambos son integrantes de la Nave de los Locos, de Claudia Rivera, los jalones entre ambos han subido de tono a tal grado que Sánchez Galindo impugnará su destitución y la nominación de Aceves López.

Por cierto, la Nave de los Locos riverista aún ni zarpa y ya hace agua.

Ver: El desastroso inicio de campaña de Morena

Como secretario de Gobernación municipal, el abogado del maíz (como el mismo se define en su biografía de Twitter escrita en inglés) hizo el ridículo al no poder controlar a los ambulantes en la Angelópolis, quienes un día sí y al otro también se burlaban de él con un descaro que causaba pena ajena.

No sólo eso, el titular de la Segom era la voz radical que siempre mal aconsejó a Claudia Rivera, a tal grado de ser el autor de todos los disparates que la repudiada alcaldesa encabezó durante su gestión inconclusa al frente del Ayuntamiento de Puebla.

Por poner un ejemplo, René Sánchez tuvo la “brillante idea” del grito alterno que Rivera Vivanco dio durante la noche del 15 de septiembre del 2020 cuando la edil, en las escaleras del Palacio del Ayuntamiento municipal y cuando el gobernador Miguel Barbosa ya había abandonado el recinto del Centro Histórico.

Fue el titular de la Segom, oficina en la que existieron todo tipo de historias, romanes y traiciones, quien impulsó que la alcaldesa con licencia gritara la ridícula frase de “Viva la Autonomía Municipal”, en una clara afrenta contra Barbosa Huerta luego de que Claudia Rivera rompió el acuerdo y traicionó a su propia palabra de dejar el control de la seguridad al gobierno del estado.

De hecho, Sánchez Galindo le aconsejó a la edil utilizar una playera con dicha frase grabada en el pecho, pero esta idea terminó por descartarse ante lo bélico y ridículo de la propuesta.

Tantos tumbos y fracasos como funcionario municipal terminaron por pasarle ya factura al Payasito de Facebook, quien no tuve más opción que ver esfumarse su sueño guajiro de ser alcalde de la Puebla capital en el 2024.

Pero, este no es el primer ridículo que René Sánchez Galindo hace en Puebla y a nivel nacional.

Ver: El caos de Abdala afectará a Claudia Rivera y a Morena el 6 de junio

En el 2016, el candidato federal más efímero de la historia debutaría en su primera elección bajo las siglas y colores del Movimiento Regeneración Nacional como el abanderado del partido en las elecciones estatales de ese año por la minigubernatura de 20 meses.

Meses antes, Sánchez Galindo fue nombrado por Andrés Manuel López Obrador, a la sazón líder nacional de Morena, como el Promotor de la Soberanía Nacional en Puebla, figura inventada por este instituto para disfrazar a sus precandidatos a gobernadores en todo el país y así evadir cualquier responsabilidad legal ante los institutos locales y ante el INE.

Sin muchos cuadros de dónde tomar mano, El Payasito René se perfilaba a ser el candidato de Morena para enfrentarse a Tony Gali, del PAN y el resto de partidos aliados morenovallistas; y a Blanca Alcalá, del PRI y Verde Ecologista.

Las expectativas sobre la primera participación en una elección del partido lopezobradorista en Puebla era altas, pues desde ese entonces, López Obrador iba con paso firme a la Presidencia de la República.

Aunque en el presupuesto del Movimiento Regeneración Nacional no se planeaba ganar la gubernatura de un año y ocho meses, sí se esperaba que la votación fuese lo bastante buena como para pelearle al Revolucionario Institucional el segundo puesto como la fuerza política más importante de la entidad.

Sin mucho que perder y mucho más que ganar, Sánchez Galindo, dos días antes de que AMLO viniera a Puebla a alzarle la mano y presentarlo como el abanderado de Morena, declinó a ser candidato del partido sin motivos claros.

Las motivaciones del Payasito René para aplicarle el “gracias, pero no gracias” al hoy presidente de México a tan sólo dos días de su presentación como candidato en Puebla no fueron lo que dejaron en ridículo al extitular de la Segom.

Fueron las formas.

A René Sánchez Galindo se le hizo un “gran gesto” avisarle a López Obrador que ya no iba a ser candidato de Morena a través de un mensaje de whatsapp.

Ver: Morena-PT van a perder San Martín Texmelucan, pero le van a quitar Atlixco al PAN

Hay macetas que nunca pasarán del corredor.

Esta jocosa anécdota dibuja a la perfección el enanismo de René Sánchez Galindo.

Cinco años más tarde, al Payasito de Facebook le aplicaron la misma dosis, pero a este no lo hicieron a través de whatsapp, sino frente al INE.

¿Aun así Sánchez Galindo se atreve a lloriquear por su candidatura?

Un gramo de dignidad, señores.

- Advertisement -

Últimas Noticias