15.3 C
Puebla
miércoles, septiembre 15, 2021
spot_img

El primer candado a la imposición de Claudia Rivera como candidata de Morena

Debes leer

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

Si la imposición, que desde la Ciudad de México se está empujando, para imponer a Claudia Rivera como candidata otra vez de Morena a la alcaldía de Puebla ya era de por sí complicada ante el repudio a su reelección y sus negativos por las nubes, la alcaldesa capitalina sufrió la tarde de este jueves el primero de muchos reveces que se le avecinan en su intentona de repetir como la abanderada del partido lopezobradorista en los comicios del 6 de junio.

Así como en apenas unos meses se le cayó la Ciudad de Puebla, a Rivera Vivanco también se le está cayendo la candidatura, que ella y su grupo juran ya tienen amarrada gracias al apoyo de Bertha Lujan y Alfonso Ramírez Cuellar, quienes tienen secuestrados al Movimiento Regeneración Nacional y a su presidente Mario Delgado.

El fallo que la Sala Regional de la Ciudad de México del TEPJF determinó ayer al dejar sin efectos las convocatorias emitidas por el CEN de Morena para elegir los candidatos a alcaldes, diputados locales, regidores y síndicos, no puede interpretarse de otra forma más que como un duro golpe a las aspiraciones de Claudia Rivera, quien, a través de una burda imposición, soñaba con aparecer las boletas del primer domingo de junio.

Los magistrados electorales determinaron que el documento expedido por el Comité Ejecutivo Nacional, que de manera oficial encabeza Delgado Carrillo, pero, en la realidad, es controlado por el grupo de Lujan y Ramírez Cuellar, para designar al ejercito de candidatos para los comicios que renovarán los 217 ayuntamientos y los 26 distritos locales fue opaco y discrecional.

Los togados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ya le amarraron las manos a la banda de los Lujan-Cuellar, quienes pretendían hacerse de las principales candidaturas en Puebla, excluyendo de estas a los perfiles barbosista.

A través de una convocatoria a modo operado por Bertha Lujan, Rivera Vivanco y Alejandro Armenta anhelaban con controlar la designación de los abanderados en las principales alcaldías del estado, así como buena parte de los distritos locales.

Con la resolución de la Sala Regional del TEPJF, los conspiradores Claudia y Alejandro vieron ya diluirse su “plan perfecto”.

Y es que, los magistrados ordenaron al CEN de Morena publicar otra convocatoria en la que sean transparentes y claros los métodos de selección de los candidatos, así como públicas las encuestas, en caso de ser este el sistema de nominación, de los perfiles que pelearon por los gobiernos municipales y por los curules de mayoría relativa en el Congreso del estado.

En pocas palabras, la máxima tribuna de justicia electoral del país impidió ya que el Cartel de Bertha Lujan imponga a Claudia Rivera como la candidata de Morena al Ayuntamiento de la Angelópolis, como eran sus perversas intensiones.

Este escenario es similar al que se vio en la designación del propio Mario Delgado como presidente del CEN de Morena. El diputado federal, a través de encuestas públicas y bien metodizadas, venció a Porfirio Muñoz Ledo, quien intentó llegar al mismo cargo que el exdiputado federal apostándole a un acuerdo cupular y al control que el grupo de Lujan y Ramírez Cuellar ostentan en el partido lopezobradorista.

Al hacer transparente el método de selección de candidatos se pone freno a cualquier albazo o decisión cupular a favor de los delfines de Doña Bertha.

En este mismo espacio ya lo habíamos advertido a tiempo, la única forma de que Rivera Vivanco fuese nominada otra vez para abanderar a Morena en Puebla capital era por la vía de la imposición.

Aunque hace apenas unas semanas todo se acomodaba para la actual alcaldesa luego de la resolución de la misma Sala Regional de la CDMX, que está agarrada con alfileres y a punto de ser tumbada por la Sala Superior, que no obliga a los actuales alcaldes a pedir licencia de su cargo en la búsqueda de la reelección, ahora con este nuevo fallo todo parece cuesta arriba para Claudia Rivera.

La edil sabe a la perfección que al perder la posibilidad de “cucharear” las encuestas a su favor desde la cúpula nacional, sus chances de hacerse de la candidatura son casi nulas.

¿O alguien en serio creía que Rivera Vivanco sería más competitiva que el resto de los aspirantes a candidatos de Morena en la Angelópolis?

Lo que todo era celebraciones y júbilos hace apenas unos días, ahora ya es funeral y lágrimas.

Ahora, Claudia Rivera tiene sus únicas esperanzas puestas a que, desde la Comisión Nacional de Honorabilidad y Justicia de Morena, que preside su madre, Doña Eloisa Vivanco, se pueda ganar sobre la mesa, lo que no pudo con su trabajo y capacidad al frente de Ayuntamiento de Puebla.

El fallo de los magistrados federales también incluyó la orden de generar métodos precisos para las impugnaciones de los aspirantes a cargos de elección popular.

Esto, sí o sí, tendrá que pasar por la CNHJ, de Doña Elo, pero también de manera obligatoria tendrá que excusarse de cualquier asunto referente a la candidatura del Ayuntamiento de Puebla, lo que deja en empate la votación de esta Comisión a dos votos para el grupo de Mario Delgado y dos para el Cártel de Bertha Luján.

Por dónde se le vea, Claudia Rivera está perdida.

La imposición como candidata en la Angelópolis se complica a ritmo acelerado y a la alcaldesa se le acaba el tiempo.

Pobre Claudia: así como la ciudad, la reelección se le cayó en apenas unos meses.

- Advertisement -

Últimas Noticias