La fiesta de despedida para Diódoro Carrasco en Atlixco

La fiesta se llevó a cabo en un rancho en Atlixco al que llegaron el ex gobernador de Oaxaca y sus alfiles que lo acompañaron en su aventura a Puebla que apenas duró poco más de un año y medio.

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizPue

Fue el pasado domingo 9 de junio cuando parte del gabinete del gobierno de Antonio Gali y algunos morenovallistas despidieron a Diódoro Carrasco y a su equipo de trabajo conocido como los “oaxacas”, quienes en próximos días dejarán el control de la Secretaría General de Gobierno.

La fiesta se llevó a cabo en un rancho en Atlixco al que llegaron el ex gobernador de Oaxaca y sus alfiles que lo acompañaron en su aventura a Puebla que apenas duró poco más de un año y medio.

Los parabienes y las golondrinas para Diódoro también fueron escuchadas con nostalgia por Rubén Darío Herrera, Luis Miguel Bustamante Zardain, Roberto Pedro Martínez, César Figueroa y Carlos Tito Rangel, los famosos “oaxacas”, quienes fueron importados del estado de la Guelaguetza para controlar la SGG desde puestos claves.

El paso de Carrasco Altamirano por la Secretaría General de Gobierno en Puebla será recordado sin pena ni gloria. El ex gobernador oaxaqueño no tuvo ningún escándalo ni conflicto social detonado por la propia dependencia a su cargo.

El único episodio ríspido que atravesó Diódoro Carrasco fue la reapertura del caso Chalchihuapan. El oaxqueño recomendó a Rafael Moreno Valle poner punto final a ese doloroso episodio con unas disculpas públicas (muy malogradas), pero que al final la CNDH reconoció para dar carpetazo a la muerte del niño José Luis Tehuatlie.

Con la salida de Carrasco, la llegada de Eukid Castañón a la SGG está cada vez más cerca. El nombramiento podría hacerse oficial en las próximas semanas.

Con el regreso del “Rudo Eukid” ¿Cuánta autoridad pierde Tony Gali?

¿Dos gobernadores en Puebla?

¿Quién dará las órdenes en la entidad Gali o Eukid?

Como lo escribí en entregas anteriores, la llegada de Castañón Herrera tiene el claro objetivo de definir la ruta a seguir para la elección del próximo año. Mano dura y cero tolerancia.

Las habilidades conciliatorias y pacifistas de Gali Fayad no son suficientes para lo que se disputará el próximo año en el estado.

El Maximato morenovallista hasta el 2024 está en juego y la rudeza es el sello de la casa.

La irrupción de Morena es un peligro y en Casa Puebla lo saben.

La defensa de Puebla comienza en Casa Aguayo.

Mano dura: el único plato en el menú para la gran comida del 2018.

Se apunta Jorge Amador para el PRI Municipal

Este martes, el joven tricolor Jorge Eduardo Amador se destapará como aspirante a presidente del Comité Directivo Municipal del PRI en Puebla. El ex director de la Escuela Municipal de Cuadros del Icadep en la Angelópolis le quiere disputar la posición a Edgar Chumacero y Francisco Ramos.

Amador Alarcón hizo un gran papel en la EMC en dupla con José Luis Carranza; también ha trabajado de manera muy activa en el Distrito VI federal; y estuvo a un paso de asumir la presidencia del Icadep en el estado, posición que al final recayó en Antonio Hernández y Genis.

La dilatación del relevo de José Chedraui en el CDM tiene un objetivo: ocupar la posición como un premio de consolación para algunos de los aspirantes a una de las principales candidaturas para la elección del próximo año.

Por lo mientras un nuevo corredor se apunta en la carrera por el PRI municipal.

¿Cuántas más alzaron la mano?

Jorge Estefan Chidiac debe tomar ya una decisión antes de que la designación del Comité Municipal se salga de control.

Luego que no se quejen.