22.1 C
Puebla
sábado, enero 28, 2023
spot_img

Las partidas secretas del gobierno morenovallista

Debes leer

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

El diablo está en los detalles.

O, quien hizo la ley, hizo la trampa.

Publicidad

En un par de entrevistas con diferentes medios de comunicación, el gobernador Miguel Barbosa adelantó la serie de denuncias que presentó en contra de ex funcionarios de primer nivel que participaron en el saqueo de las arcas de Puebla durante el oscuro régimen morenovallista.

La cruzada contra la corrupción de Barbosa Huerta va en serio.

En la charla que el mandatario poblano sostuvo la semana pasada con el periodista Valentín Varillas, se dieron bastantes detalles de la ola de denuncias que el gobierno del estado presentó en contra de todos los secretarios, directores y coordinadores que fueron cómplices del saqueo del estado durante los ochos años que el siniestro Rafael Moreno Valle gobernó a la entidad poblana.

Y es que no transformaron, más bien trastornaron a Puebla.

Moreno Valle, junto con su grupo de hampones, convirtió a la administración pública en un Sistema Económico para saciar sus fines perversos. La detención de Eukid Castañón fue sólo la punta del iceberg, que esconde todas las marranadas que el expriista y sus mecenas ocultaron mientras tuvieron el poder en Puebla.

A través de la infraestructura y de las obras de ornato, el morenovallismo encontró el método perfecto para desviar miles de millones de pesos del erario para patrocinar los sueños presidenciales fallidos del extinto priista y para financiar las campañas electorales en las que Moreno Valle tuvo participación en el estado y en todo el país.

Personajes de todos niveles recibían sus maletas llenas de dinero para mantener bien aceitada la máquina electoral con la que Rafael y sus siervos ganaron de manera ventajosa los comicios del 2013 y del 2016, y con la que se cometieron los fraudes del 2012, 2015 y el del 2018, el más evidente y escandaloso de todos los anteriores.

Si algo tenía el siniestro Rafael y sus gánsteres es que conocían a la perfección los renglones torcidos del gobierno del estado.

El diablo está en los detalles, repito.

En el gobierno del estado existen partidas secretas asignadas a dos dependencias de vital importancia en el organigrama de la administración pública relacionados a la gobernanza y el bienestar del estado, y también a otro organismo autónomo que hace poco dejó de ser parte del Poder Ejecutivo local.

Estas partidas, incluidas en el Presupuesto de Egresos del Estado, tienen reglas de operación bien establecidas, pero durante el régimen morenovallistas estas bolsas fueron ocupadas de manera discrecional y sin ningún control.

La impunidad para los amigos fue el sello del régimen de Rafael.

El gobernador Barbosa ya tiene bien identificados a los beneficiarios de estas partidas secretas, quienes engrosaron sus cuentas bancarias sin ningún pudor y atropellando todos los reglamentos y protocolos establecidos en la ley de la materia del quehacer gubernamental.

Las denuncias ya fueron presentadas ante la Fiscalía General del Estado, la cual ya está armando las carpetas de investigación correspondientes que derivaran en un sinnúmero de órdenes de aprehensión de los morenovallistas que se convirtieron en millonarios en apenas unos años, gracias a los impuestos de todos los poblanos.

Los nombres que integran esta lista negra de próximos objetivos cimbrará Puebla en los próximos meses.

Hombres y mujeres que desviaron cientos de millones de pesos a través de estas partidas secretas.

La temporada de caza, sobra decirlo, inició desde el momento en el que Miguel Barbosa rindió protesta como gobernador del estado, ahora es tiempo de mostrar las cabezas como trofeos.

Cabezas que legitimarán la cruzada barbosista contra la corrupción.

Actos de justicia en contra de la peor generación que llegó al poder con el único objetivo de llevar a la quiebra a Puebla.

Sólo los cínicos y confundidos reclamaran una persecución política en contra de los corruptos que dejaron al estado agarrado de alfileres.

Ya lo advirtió el gobernador Barbosa: allá aquellos quienes busquen una candidatura en el 2021; será su decisión participar y no mía.

No se montarán show para exhibir a los corruptos, pero tampoco impunidad.

Que el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano vayan estudiando bien su lista de candidatos para la elección intermedia del próximo año.

La mayoría de sus aspirantes tienen un pie en la cárcel.

Tic, tac, tic, tac.

- Advertisement -
spot_img
spot_img

Últimas Noticias