15.8 C
Puebla
lunes, septiembre 13, 2021
spot_img

Lorena Jaimes grabó todas las entregas de recursos a la Estructura Maya

Debes leer

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

Un asunto en el que el siniestro Rafael Moreno Valle siempre puso gran atención, casi obsesiva, fue en la repartición del dinero desviado del erario poblano para la operación electoral y la compra de votos durante los comicios en los que el fallecido priista intervino de manera descarada para instaurar su oscuro régimen que casi duró una década en el estado.

No por nada, Moreno Valle puso al frente de este proceso a su esbirro, el hoy preso Eukid Castañón.

El mediocre contador, quien vio cambiar su suerte de forma radical de la mano de Rafael, era otro obsesionado con el tema financiero.

No había peso entregado que no fuese comprobado por sus benefactores.

No sólo eso, Castañón Herrera también sufría de un delito de persecución grave al estar plenamente consciente de todos los delitos, pillerías y abusos cometidos con toda una impunidad insultante gracias al halo protector con el que Moreno Valle blindó a su sicario.

Para nadie es un secreto que Eukid contaba con las mejores herramientas tecnológicas de vigilancia en sus diversas casas en las zonas más exclusivas de Puebla capital y en la zona metropolitana, así como en sus muchas oficinas ubicadas en diferentes puntos de la Angelópólis, las cuales fueron convertidas en verdaderos búnkeres con cámaras de vigilancia, geolocalizadores, micrófonos ocultos, inhibidores de señal y demás aparatos electrónicos para protegerse y cometer ahí un sinnúmero de delitos que ahora van saliendo a luz poco a poco.

Y es que Castañón además de ser el encargado de repartir los miles de millones de pesos desviados del presupuesto del estado para aceitar a la Estructura Maya también fue el responsable del espionaje y asedio en contra de los opositores del morenovallismo y hasta en contra de los propios colaboradores y aliados del siniestro Rafael.

Los delirios de Eukid y de Moreno Valle los llevaron a grabar hasta a sus más cercamos colaboradores como lo fueron Fernando Manzanilla, Tony Gali, su hijo José Antonio Gali López y su esposa Dinorah López, los impresentables Diódoro Carraso y Javier Lozano, Víctor Carrancá, Marcelo García Almaguer, Ángel y Roberto Trauwitz, Luisito Banck, Jorgito Aguilar Chedraui, entre otros.

Moreno Valle y su perro de presa tenían intervenidos a prácticamente todos los actores políticos en la aldea.

El mismo trato a los amigos que a los enemigos.

Pero, esta no era la única información que Rafael y Eukid archivaron durante años.

El morenovallismo se caracterizó por armar expedientes en contra de aliados u opositores.

El siniestro Rafael sabía que nadie tenía las manos limpias.

Al igual que lo sucedido con los videos de los millonarios sobornos que diferentes senadores y diputados federales del PRIAN recibieron por parte de Emilio Lozoya en la Torre de Pemex como parte de la trama internacional de Odebrecht, Moreno Valle ordenó a su esbirro Eukid Castañón grabar todas las entregas de recursos a los más de 60 integrantes de su red de corrupción con la que se operaron, con recursos públicos, los comicios del 2013, 2015, 2016 y 2018, como así lo narró a este reportero una ex colaboradora del esbirro morenovallista.

Por esto es que no se debe tomar a la ligera la detención de Lorena Jaimes, quien fue la mujer de todas las confianzas de Eukid y a quien se le asignó la responsabilidad de repartir a los operadores de la Estructura Maya los millones de pesos desviados del erario y de llevar las bitácoras de entrega, así como de resguardar los videos en los que se ve a los implicados llevándose las bolsas y maletas repletas con el dirty money.

No resultaría ninguna sorpresa que en los próximos meses comiencen a filtrarse las primeras grabaciones, como las protagonizadas por Rafael Caraveo y Guillermo Gutiérrez Badillo, en las que se vean a Genoveva Huerta, Jesús Giles, Rubén Garrido, Salvador Escobedo, Patricia Leal, y otros, recibiendo en las manos los fajos de billetes con los que el morenovallismo quebrantó las arcas de Puebla.

El escándalo de la Estructura Maya irá escalando y escandalando conforme las elecciones locales intermedias del 2021 se acercan al Día D.

Lo que está en juego no es menor.

Así como a nivel nacional las colaboraciones de Emilio Lozoya, Rosario Robles y de Emilio Zebadua serán fundamentales para que el lopezobradorismo conserve su mayoría en la Cámara de Diputados y salga avante en la mayoría de los 18 estados que elegirán a sus gobernadores, en Puebla las aprehensiones de Castañón y de Jaimes (más las que se sumen) también mueven las piezas del tablero geopolítico a favor del barbosismo.

El Cártel de los Sapos también podría tener su célula poblana.

Los chivatos se cotizan caro en tiempos electorales.

Los videoescándalos serán, otra vez, protagonista de los comicios del 2021.

Vayan preparando las palomitas porque la función está por empezar.

¡Uf!

- Advertisement -

Últimas Noticias