18.8 C
Puebla
lunes, octubre 4, 2021

Manzanilla y Genoveva quieren agandallarse hasta la sindicatura de Puebla

Debes leer

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

La frase fue contundente, pues caló hondo en el egocentrismo y en la soberbia de la Genoveva Huerta.

“Para mí, tú sólo vales una regiduría”.

Aunque “La Jefa Geno” jure que tiene el control del panismo poblano y que sin su grupo (que en realidad es el del Fernando Manzanilla) ningún candidato del albiazul ganará el 6 de junio próximo, la realidad es que al interior de Acción Nacional saben que su presidenta vive del humo.

El ejemplo perfecto es el paupérrimo conocimiento y marginal intención de voto que Huerta Villegas tiene a la fecha en las más recientes encuestas para los comicios que renovarán el Ayuntamiento de Puebla a pesar de contar con toda la plataforma y promoción del Comité Estatal del PAN.

Eduardo Rivera se presentó a la primera mesa de negociación para definir a los integrantes de su planilla que lo acompañarán en la elección intermedia de este año.

Ver: El último gran berrinche de Genoveva contra Lalo Rivera: reventar la alianza PRIANRD en Puebla capital

Tras semanas de soportar las ocurrencias de Genoveva Huerta y todo tipo de decisiones unilaterales como el abrirle las puertas del partido al traidor Marcelo García Almaguer, la posibilidad de entregarle al PRI la candidatura a la presidencia municipal de Puebla y hasta la intensión de imponer a más de la mitad de los candidatos a regidores de la planilla capitalina, Rivera Pérez llegó firme en su postura de no permitir los agandalles de “La Jefa Geno”.

Por supuesto, Lalo Rivera sabe que detrás de la lideresa panista está Manzanilla, el líder de La Banda de los Conejos, quien pretende adueñarse de Acción Nacional en la aldea para descarrilar a todos los aspirantes del partido rumbo al 2024.

Rivera es el objetivo prioritario del Conejo Mayor para tener free pass en la elección sucesoria dentro de 3 años.

Ver: Al descubierto el “fuego amigo” de Genoveva Huerta

Luego de escuchar el disparate de Genoveva de quererse agandallar 8 de 16 regidurías, Eduardo Rivera fue cuando soltó la frase que regresó a la lideresa panista a su triste realidad.

“Para mí, tú sólo vales una regiduría”.

Huerta, con el orgullo herido, comenzó con sus diatribas contra Rivera Pérez, quien accedió a entregarle a su deprimente grupo dos regidurías más y advirtió que no se movería de ahí, ya que su propuesta es tener ocho posiciones para sus incondicionales, tres para los manzanillistas-genovistas y cinco para diferentes grupos de la sociedad civil y cámaras empresariales.

El borrador del ex edil era innegociable y así lo dejó claro desde el inicio de la mesa de negociación.

Este encuentro terminó por colapsar cuando Genoveva Huerta soltó su último gran dislate: la lideresa estatal, por órdenes de Fernando Manzanilla, también busca agandallarse la postulación del síndico de la planilla del PAN al Ayuntamiento de Puebla.

Y es que, el binomio del Conejo Mayor y La Jefa Geno quieren impulsar a la morenovallista Dolores Cervantes como la futura síndica de la Comuna capitalina, en el remoto caso que Acción Nacional gane en los comicios del primer domingo de junio.

De hecho, Lolita Cervantes, como es conocida la delfín de Fernando Manzanilla, ha estado haciendo activismo a favor del diputado federal, emanado de las filas del PES y que fue en alianza con Morena y PT.

Es tal el descaro de Cervantes Moctezuma que en sus deprimentes reuniones vecinales de no más de 10 participantes entrega revistas con la cara de su jefe Fernando Manzanilla.

¿Para quién, en realidad, hacen campaña los genovistas?

Ya ni las formas cuidan.

Genoveva Huerta va por el pastel y las velas.

Eduardo Rivera si se logra imponer en la contienda interna, como todo parece, ya tiene a su elegida para ser su sindica, en la persona de Lupita Arrubarrena.

Sobra decir que la exregidora capitalina es de las piezas inamovibles para Rivera Pérez.

Veremos hasta dónde “La Jefa Geno” estira la liga.

Lo que la Huerta Villegas aún no entiende, o se niega a entender, es que, sin Eduardo Rivera, el PAN está condenado al fracaso.

Tan es así que, si Lalo no abandera a Acción Nacional en la Angelópolis, el albiazul se hundirá al tercer lugar de las preferencias.

Si bien las posibilidades de Rivera de ganar sin el PAN son mínimas, el PAN sin Eduardo hará el ridículo el 6 de junio.

Ver: En el juego de las vencidas, Lalo Rivera dobló a Genoveva Huerta

Mientras, que Genoveva y Fernando sigan con su dictadura.

A ver con qué disparate sale Huerta esta semana.

- Advertisement -

Últimas Noticias