Mario Riestra carga con el peso de la candidatura al Senado del Frente

Y es que la lógica es simple: hacer pensar al votante en Puebla que el primer de la fórmula al Senado por el Frente es Riestra y no la hija del dirigente estatal del PSI con el objetivo de que sea Mario quien enfrente directamente a Armenta y Alejandro Lastri y que Nadia haga lo propio con Nancy de la Sierra y Xitlalic Ceja.

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizPue

Aunque en el papel Nadia Navarro es quien ocupa la primera posición de la fórmula al Senado de la coalición PAN-PRD-Movimiento Ciudadano por Puebla, quien realmente tiene el peso de la dupla y arrastrará con la ex directora del Instituto Poblano de la Mujer es Mario Riestra.

El ex secretario del Ayuntamiento de Puebla se enfrenta en esta elección al reto más grande de su prometedora y joven carrera política, ya que tendrá que emplearse al máximo para rebasar a la fórmula de Morena integrada por Alejandro Armenta y Nancy de la Sierra que encabezan las preferencias para amarrar su ingreso a la Cámara alta, pues sólo el primer lugar en los comicios el garantiza un escaño en Reforma Norte.

Para nadie es un secreto que la nominación de Nadia Navarro no suma a la fórmula al Senado del Frente por Puebla ante su nulo conocimiento en el electorado poblano y poca empatía. Más bien, fue un movimiento de simulación de equidad de género por parte del war room morenovallista.

Sin embargo, al llevar a Riestra Piña la balanza se empareja, ya que el ex diputado local cuenta con dos de las estructuras del gobierno más importantes en el estado: la Secretaria de Desarrollo Rural, a cargo de su hermano Rodrigo; y la Secretaría de Educación Pública, que encabeza su esposa Patricia Vázquez del Mercado.

(Por eso la preocupación de Nancy y de Armenta de que estas dos dependencias estén operando a favor de Mario y sus exigencias de que ambos familiares renuncien a la brevedad).

Tampoco es casualidad que la mayoría de espectaculares y anuncios en camiones públicos y combis estén ocupados por Mario Riestra y no por Navia Navarro.

Y es que la lógica es simple: hacer pensar al votante en Puebla que el primer de la fórmula al Senado por el Frente es Riestra y no la hija del dirigente estatal del PSI con el objetivo de que sea Mario quien enfrente directamente a Armenta y Alejandro Lastri y que Nadia haga lo propio con Nancy de la Sierra y Xitlalic Ceja.

A pesar de que algunos obnubilados piensen que Riestra no cuenta con el conocimiento necesario e intención de voto en el estado, el candidato a Senador hizo una excelente precampaña en la capital con el objetivo de llegar a la alcaldía que lo posicionó de manera importante en la zona metropolitana, en donde se ganan las elecciones estatales.

Así de claro.

El 1 de julio, Mario Riestra intentará graduarse con el gran riesgo de una coalición que lo puede dejar tres años en la orfandad (a menos de que Eduardo Rivera o Martha Erika Alonso —en caso de que ganen— lo sumen a sus gobiernos) a esperar que el 2021 le traiga mejor suerte.

Así, el joven Riestra, como Lionel Messi con la selección Argentina, tendrá que cargarse el equipo completo al hombro y aún llegando al segundo lugar en la elección a Senador gracias a él, no sería suficiente para ser parte de la Cámara alta del Congreso de la Unión.

Al tiempo.