17.9 C
Puebla
lunes, septiembre 13, 2021
spot_img

Morena-PT van a perder San Martín Texmelucan, pero le van a quitar Atlixco al PAN

Debes leer

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

El proceso del 6 de junio, además de ser la elección más grande de la historia, serán los comicios en los que, por primera vez, se podrá votar por la reelección de alcaldes, diputados federales y locales.

La mayoría de mexicanos habíamos crecido bajo la premisa del “voto efectivo, no relección”.

Y es que, en la cultura popular, la relección fue estigmatizada e incluso repudiada por ligar de manera inmediata a Porfirio Díaz, el gran dictador de la República Mexicana, quien de héroe nacional pasó a convertirse, de manera injusta, en el gran tirano y enemigo de los mexicanos por sus largos mandatos de 1877 a 1880 y de 1884 a 1911.

La reelección se convirtió en un tema tabú en la nueva democracia mexicana tras el porfiriato.

Por esto es que más existen más poblanos que están en contra de la reelección de sus actuales autoridades que a favor.

(Un caso aparte es el de Claudia Rivera Vivanco, la precandidata de Morena en Puebla capital, quien busca su releección, pues la otrora edil de la Angelópolis conjuga el repudio generalizado, con su calificación reprobatoria, más la resistencia de 9 de cada 10 de sus gobernantes para que se mantenga en la presidencia municipal).

Ver: Ahora le toca al INE (Claudia Rivera en el espejo de Salgado Macedonio)

La única que logró capitalizar muy bien el tema de la continuidad fue Karina Pérez Popoca, quien va en caballo de hacienda para repetir en la presidencia de San Andrés Cholula.

El repudio a la reelección es un factor que le pasa factura a los pocos alcaldes que repetirán como candidatos, ya sea del PRIANRD o de la alianza Morena-PT.

En este escenario se encuentran Norma Layón, de San Martín Texmelucan; y Guillermo Velázquez, en Atlixco.

En el primer caso, Layón Aarún tendrá un camino bastante rocoso para repetir en el Ayuntamiento texmeluquense, ya que su gobierno no está bien calificado en los dos principales indicadores de la administración pública: gobernanza y seguridad.

La alcaldesa emanada del Movimiento Regeneración Nacional comenzó a tambor batiente su gobierno municipal, pero para el segundo año perdió la brújula en buena medida por las grillas internas provocadas por su grupo compacto, que en su mayoría lo integran jóvenes ambiciosos que perdieron el piso muy rápido y se dedicaron a dinamitar al resto del grupo con el que Norma Layón logró caminar los primeros meses sin tantos sobresaltos.

Aunado a lo anterior, Layón tendrá que enfrentarse a Édgar Salomón Escorza, quien abanderará al PRIANRD en el municipio y quien es de los pocos políticos en la región con una estructura territorial y electoral sólida, además de contar con un buen posicionamiento y con el trabajo de piso necesario para que Acción Nacional recupere esta alcaldía el 6 de junio.

Salomón Escorza va por su revancha en una elección municipal luego de que en el 2013 fuese candidato del PRI para perder por apenas unos cientos de votos gracias a la maquinaria morenovallista que le juntó a todos los partidos en su contra tras un rompimiento bastante llamativo con el siniestro Rafael Moreno Valle y con el preso Eukid Castañón, cuando meses antes había sido uno de los priistas consentidos del fallecido exgobernador.

Ver: Claudia Rivera: el PAN ya tiene a la candidata que quería

En la misma situación que Norma Layón se encuentra el panista Guillermo Velázquez, quien fue elegido por Acción Nacional como su candidato a presidente municipal de Atlixco para así pelear por su reelección.

El edil atlixquense también perdió la brújula a partir del 2019 cuando intentó ser el abanderado panista en la elección extraordinaria de ese año.

Desde entonces, Velázquez Gutiérrez comenzó a dar tumbos y el encono y repudio de sus gobernantes fue en aumento.

Quien esto escribe tuvo acceso a un par de encuestas en las que el 80% de los atlixquenses ven con buenos ojos la alternancia y sólo el 20% apoya la reelección de Guillermo Velázquez.

No sólo eso, los electores de Atlixco quieren que una mujer llegue a la presidencia municipal y colocaron como la precandidata con la mayor intención al voto a Adriana Ayala, la precandidata del PT recientemente ungida.

Cosa curiosa: tras Anaya Camarillo el aspirante mejor evaluado fue el empresario Benjamín Minutti, quien también buscó la nominación por el Partido del Trabajo, pero el factor de género fue determinante para que esta posición recayera en la doctora en Derecho, egresada de la BUAP.

A mí parecer, aún tendrán que pasar una o dos elecciones para que la idea de la reelección se instaure como una opción positiva en el colectivo del electorado.

En los comicios en puerta aún es muy pronto para que los votantes se declinen por la continuidad de sus autoridades.

Y es que, nada mejor que el voto para expresar el repudio para los actuales representantes populares que fueron elegidos hace 3 años.

Así, el PAN se perfila para recuperar San Martín Texmelucan y el PT a gobernar por primera ocasión Atlixco.

Ver: La mafia de tianguistas de Texmelucan se topa con pared con Norma Layón

Reglas nuevas, juego nuevo.

¿Aplicará aquí también el “todo nuevo, nada viejo”?

Ya lo veremos.

- Advertisement -

Últimas Noticias