spot_img
spot_img
jueves, febrero 9, 2023
spot_img
spot_img

“Sí quiero y sí tengo ganas”

Olivia Salomón fue la secretaria que más brilló y más focos atrajo del gabinete estatal gracias a su incasable labor al frente de las políticas de desarrollo económico, emprendimiento y fortalecimiento de las finanzas públicas del estado aún en tiempo de pandemia

Debes leer

El mensaje de Olivia Salomón, tras el llamado del gobernador del estado de ya destaparse, fue impecable y sin ambigüedades: “Sí quiero y sí tengo ganas”

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

Ser la primera mujer en Puebla en reconocer sus aspiraciones de competir por la candidatura de Morena al gobierno en las elecciones del 2024 pone a Olivia Salomón en otro nivel de la política en el estado.

Publicidad

El empoderamiento femenino bien encausado tiene en Olivia a una de sus principales exponentes.

La causa de Salomón nada tiene que ver con aquellas que se dedicaron a simular y a aprovecharse del género para victimizarse y justificar con su feminidad todas las infamias e irregularidades que cometieron a su paso por el Ayuntamiento de Puebla.

Ver: Mario Delgado y Nacho Mier: el desencuentro

Tal vez, el destape de la actual secretaria de Economía fue el más anticipado y anunciado de la entidad, pero esto no restó de ninguna forma la confirmación que Salomón Vivaldo hizo la tarde de este jueves en su casa y arropada por su familia de competir por la nominación del partido lopezobradorista para la sucesión que se aproxima.

Desde el inicio del gobierno barbosista, Olivia Salomón fue la secretaria que más brilló y más focos atrajo del gabinete estatal gracias a su incasable labor al frente de las políticas de desarrollo económico, emprendimiento y fortalecimiento de las finanzas públicas del estado aún en tiempo de pandemia.

A pesar del cierre total de las actividades y las recesión económica, la titular de la SE logró que la entidad se mantuviera a flote, que las inversiones ya amarradas no se cayeran ni que los trabajos formales se vinieran en picada, es más, consiguió que Puebla se mantuviera por debajo de la inflación nacional y que la crisis económica no golpeara tan fuerte a los poblanos.

Con trabajo, lealtad y constancia, Salomón se ganó con creces que Barbosa Huerta la considerara dentro de sus cartas que esta semana marcó para pelear por su sucesión en los próximos comicios estatales.

El destape de Olivia Salomón recompone, sin lugar a duda, el tablero político de Puebla una vez más, ya que el género juega a su favor.

La empresaria, además de la ventaja de ser mujer, es un perfil más similar al voto de la derecha que al de la izquierda.

También cuenta con el respaldo de cierto grupo de políticos que veían en el contador Rafael Moreno Valle Suárez a un hombre honorable de Puebla.

Su perfil es fresco y sin ninguna mancha en la administración pública en esta primera aventura.

Sin temor a equivocarme, si Puebla es reservado por Morena para que la candidatura recaiga en una mujer, la secretaria de Economía, en automático, será quien represente las siglas y colores del partido marrón.

Las palabras emitidas por la ahora aspirante morenista la dibujan de cuerpo completo como una mujer que sabe perfectamente dónde está parada y que, además, tiene bien definidas sus prioridades y su lugar en el mapa geopolítico de Puebla.

Ver: Arranca la caballada barbosista

“Junto con el Gobernador Miguel Barbosa nos ocupamos por generar condiciones de prosperidad a las personas, en dar resultados y resolver los problemas, sin importar la región de la que se trate, pues, toda persona, necesita y desea calidad de vida para el desarrollo armónico de la sociedad.

Hace poco más de 30 días presentamos la Marca Puebla, cuyo referente es: ¡Tienes Ganas!

Y sí, sí quiero y sí tengo ganas”.

El mensaje de Olivia Salomón, tras el llamado del gobernador del estado de ya destaparse, fue impecable y sin ambigüedades.

“Sí quiero y sí tengo ganas”.

De inmediato, la secretaria de Economía, al igual que Sergio Salomón, Melitón Lozano y Gabriel Biestro, marcó la agenda mediática y política para el resto de los aspirantes de Morena que se sentían solos en la carrera por la sucesión, como el inútil Nacho Mier o el ahijado de Mario Marín, Alejandro Armenta.

Ver: La alianza Nacho Mier-Claudia Rivera: la suma de los ceros

No resulta ninguna coincidencia que, de inmediato, Armenta Mier buscó reuinirse con el gobernador Barbosa tras el destape de sus incondicionales como indicativo de que sus únicas y lejanas esperanzas por alcanzar la candidatura pasan por su genuflexión ante el mandatario poblano.

La semana de destapes de la caballada barbosista seguirá dando mucho de qué hablar.

¿Quién más se apunta?

- Advertisement -
spot_img
spot_img

Últimas Noticias