21.7 C
Puebla
domingo, agosto 7, 2022
spot_img

Lecturas sobre la elección del Consejo Estatal de Morena

Como bien se ha mencionado, el barbosismo tendrá el control automático de las designaciones de las candidaturas a diputados locales reservadas para Morena en las elecciones del 2024, lo que le garantizará tener el control o margen de maniobra en la LXII Legislatura del Congreso del estado

Debes leer

Todas las esperanzas de Morena para retener el poder en el 2024 pasan por el escritorio de Miguel Barbosa ahora más que nunca

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

Una victoria, una más, tan cantada es una victoria al fin.

El barbosismo llegó a la interna de Morena del pasado sábado sabiendo a la perfección que iban a “barrer” en las 15 asambleas distritales para elegir a los 150 consejeros estatales a sus opositores Ignacio Mier, Rodrigo Abdala y Claudia Rivera, pero aun así se emplearon a fondo para demostrar que el grupo del gobernador Miguel Barbosa es el único con una estructura estatal real y eficiente en Morena.

En Casa Aguayo estaban claro que las elecciones se ganan con una estrategia, con disciplina y con lealtad incondicional.

Ver: Miguel Barbosa, tres años en el gobierno

Los operadores y los recursos también son parte fundamental para conseguir triunfos importantes como los que Barbosa alcanzó en el 2018, 2019 y 2021.

La derrota de tres a uno al hacerse con 116 espacios en el Consejo Estatal del partido lopezobradorista en la entidad propinada por Barbosa Huerta a sus marginales adversarios dejó una vez claro que ningún liderazgo del Movimiento Regeneración Nacional más allá que el mandatario poblano puede sacar adelante una elección en el estado con buenos resultados.

Como lo he comentado en entregas anteriores de las Historias de un Joven Reportero, todas las esperanzas de Morena para retener el poder en el 2024 pasan por el escritorio de Miguel Barbosa ahora más que nunca, pues el nacido en el Valle de Tehuacán ahora no solo tiene el control político del estado, sino también las decisiones de su partido al tener controlado en tres cuartas partes el Consejo Político Estatal con sus alfiles.

Tener la mayoría de los consejeros estatales tiene implicaciones bastantes profundas, que en el corto plazo se verán reflejadas.

La primera y más importante es el control del Comité Directivo Estatal y todos su órganos directivos y operativos, la cual se dará el próximo 16 de agosto cuando se elijan al líder y secretario general que estarán al frente de Morena durante los comicios sucesorios del 2024.

El inútil Ignacio Mier y su camarilla de impresentables aliados como Rivera Vivanco, César Addi, Alejandro Carvajal e Iván Camacho perdieron este sábado todas sus esperanzas de alcanzar una candidatura en el próximo proceso electoral, ya sea por una diputación federal, local o la alcaldía de Puebla, pues serán vetados en automático de cualquier espacio como ellos lo hicieron en el 2021 con los perfiles identificados con el gobernador Barbosa.

El que a sangre mata a sangre muere.

Ver: Miguel Barbosa, tres años en el gobierno

Como bien se ha mencionado, el barbosismo tendrá el control automático de las designaciones de las candidaturas a diputados locales reservadas para Morena en las elecciones del 2024, lo que le garantizará tener el control o margen de maniobra en la LXII Legislatura del Congreso del estado.

No solo eso, también llevará mano en la selección de los alcaldes y sus panillas de regidores que pelearán por los 217 ayuntamientos de la entidad.

Lo mismo sucede para la conformación de la lista de diputados plurinominales que el morenismo propondrá al Legislativo local y que en el pasado reciente fueron agandallados por el pillastre Carlos Evangelista Aniceto.

Tampoco se puede pasar por alto que al control el partido y del Consejo Político Estatal, el grupo de Barbosa Huerta tendrá una importante decisión en la nominación del abanderado de Morena al gobierno del estado.

No fue ninguna casualidad ni tampoco algo fortuito que el mandatario poblano destapó justo hace un mes a sus cinco “corcholatas” para pelear por la candidatura, pues sabía, y de sobra, que la elección interna del fin de semana marcaría el derrotero de los que está por venir.

Los tiempos y el juego ahora son marcados por Miguel Barbosa.

El hombre y sus circunstancias.

Ver: Le atan las manos al “Mapache” Abdala

Todo comienza a alineársele al gobernador de Puebla.

Toda la sucesión pasa por Casa Aguayo.

Una derrota bastante catastrófica para los Mier, los Rivera Vivanco, los Armenta y los Abdala.

- Advertisement -
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias