Nacho Mier, coordinador de nada

En la aprobación de dicha iniciativa en las de Reforma Política Electoral, de Puntos Constitucionales y de Gobernación la tarde del lunes, los diputados de Morena no cambiaron ni una coma al dictamen propuesto por AMLO ni consideraron ninguna de las propuestas de la oposición

Historias Joven Reportero

Las limitaciones naturales de Mier Velazco son más que evidentes, pues desde su posición como líder de la bancada de Morena y como presidente de la Jucopo no ha logrado hacer un solo acuerdo con la oposición

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

Suena a chiste, pero es anécdota.

Ignacio Mier es un perdedor nato.

De ahí su genial apodo que hoy está más vigente que nunca.

Ver: La Marcha de Pueblo y el barbosismo muestra su lealtad a AMLO

Sí, Nacho Mier es “El General de las Derrotas”.

Y es que, Mier Velazco no gana una.

Sí, el expriista generalmente pierde todas las batallas que se le encomiendan.

Por eso el mote encaja perfecto a su mediocre carrera política, que ha vivido a base de cargos público de medio pelo y posiciones plurinominales sin ganar un solo voto en las calles.

En la Cámara de Diputados lo saben perfecto.

Mier da pena y lástima entre los legisladores que conforman la bancada de Morena en San Lázaro.

Moisés Ignacio no coordina nada, no lidera nada, no acuerda nada, no construye nada.

Mier es el coordinador de la nada.

Las limitaciones naturales de Mier Velazco son más que evidentes, pues desde su posición como líder de la bancada de Morena y como presidente de la Jucopo no ha logrado hacer un solo acuerdo con la oposición.

Nachito no tiene la altura ni los tamaños suficientes para ser un cabildero de primera línea que, con su palabra y promesas, pueda convencer a la oposición de sumarse a las principales reformas impulsadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En todas sus encomiendas como líder parlamentario, Mier Velazco ha fracasado de manera vergonzante y le ha fallado a López Obrador.

La Reforma Energética fue la prueba que hacia falta para comprobar que Nacho Mier es un político aldeano y chiquito.

No por nada, Adán Augusto López, el aspirante presidencial doblado a secretario de Gobernación, tuvo que convertirse de facto en el verdadero coordinador de Morena en San Lázaro.

Mier quedó rezagado a un simple encargado de despacho y en el payaso de las cachetadas.

El oriundo de Tecamachalco solo es útil para amenazar, de forma bravucona y valentona, a los diputados federales de oposición que han rechazado las iniciativas enviadas desde Palacio Nacional.

En el horizonte de Ignacio Mier se vislumbra otra derrota.

Ver: Los Gali, Luis Mier y el fraude de Codesa en Audi

Una derrota más que el General de las Derrotas se colgará en el cuello.

La tan controversial Reforma Electoral, que detonó la marcha a favor del INE y la respuesta del lopezobradorismo con La Marcha del Pueblo, está condenada al fracaso.

Nacho Mier, envuelto en su papel de coordinador de la nada, tiró las negociaciones con la oposición y, sin entender sus errores del pasado, dejó morir la propuesta de López Obrador para eliminar a los 200 plurinominales que integran la Cámara de Diputados, elegir por voto popular a los consejeros del INE y recortar las prerrogativas de los partidos políticos.

El fantasmal coordinador de Morena no movió un solo dedo para convencer a sus pares del PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano para votar a favor de las reformas propuestas por su presidente para cambiar el sistema electoral del país.

Conocedor de que la Reforma Electoral no va a pasar en el pleno de San Lázaro, Mier hizo lo que mejor sabe hacer: nada.

En la aprobación de dicha iniciativa en las de Reforma Política Electoral, de Puntos Constitucionales y de Gobernación la tarde del lunes, los diputados de Morena no cambiaron ni una coma al dictamen propuesto por AMLO ni consideraron ninguna de las propuestas de la oposición.

Mier Velazco nada de muertito.

Esto encaja con el discurso pesimista y derrotista de López Obrador, quien sabe que su reforma, por más que aplacen su votación, no va a ser avalada en la Cámara de Diputados.

Otra derrota para Mier Velazco.

Ver: Armenta y Monreal: una traición anunciada

El General de las Derrotas se consolida como un perdedor nato.

Nada y Nacho Mier son lo mismo.

¿O alguien acaso aún lo duda?