spot_img
spot_img
jueves, febrero 9, 2023
spot_img
spot_img

Que lo que unió Diario CAMBIO no lo separe la UIF

Nachito Mier busca desmarcarse de todos los señalamientos de un gran sistema de corrupción que instauró en Puebla y cuyos tentáculos llegaron a tocar a un buen número de políticos relacionados con el morenovallismo y hasta con el lopezobradorismo

Debes leer

Las palabras de Mier no cayeron nada bien, pues los reporteros de CAMBIO comprobaron en ese momento la traición del segundo socio mayoritario de la empresa disfraza de medio de comunicación

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

La frase fue fulminante: “Rueda se enfermó de poder”.

Publicidad

Los reporteros del Nigromante caído en desgracia no daban crédito a lo que escucharon.

La reunión se llevó a cabo en el monumento a la corrupción de la familia Mier, mejor conocido como el Edificio de Diario CAMBIO, hasta donde llegó el inútil coordinador de los diputados federales de Morena, señalado por lavar dinero, defraudación fiscal, operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa.

Ver: Lalo Rivera y la operación cicatriz en el PAN

Frente al equipo de reporteros, editores y diseñadores que Arturo Rueda integró en los últimos años, Ignacio Mier acuchilló a su socio y cómplice en la “Operación Angelópolis” con la que blanquearon más de 400 millones de pesos, a través de 32 empresas fantasmas operadas por Florentino Tavera Ramos.

Tras asegurarles al equipo de trabajadores, que aún se mantienen al pie del cañón en CAMBIO, que sus puestos y que la continuidad del periódico estaba asegurada, Mier Velazco, fiel a su personalidad vil y miserable, entregó la cabeza de Rueda Sánchez de la Vega en la primera oportunidad que tuvo.

“Rueda se enfermó de poder”, soltó a quemarropa el inútil Nachito para desmarcarse de su socio.

¡El maldito libre albedrio!

Un vínculo que va más allá de sus dichos y sus juramentos de aire.

Nacho es imposible que se desvincule de Rueda.

Las palabras de Mier no cayeron nada bien, pues los reporteros de CAMBIO comprobaron en ese momento la traición del segundo socio mayoritario de la empresa disfraza de medio de comunicación y que sus trabajos, así como el periódico, están agarrados con alfileres.

No es casualidad ni son hechos aislados que Mier Velazco abandone a Arturo Rueda con tal de salvarse en este naufragio en mar abierto en el que se convirtió la investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera en tiempos de Santiago Nieto y confirmada por Pablo Gómez.

Tan solo basta recordar el historial de traiciones del inútil legislador en su desprestigiada carrera política.

Ver: La desprivatización de la historia de Puebla

La felonía a Arturo Rueda no es ninguna casualidad, más bien es un modus operandi del expriista.

Ahí están los ejemplos de Israel Pacheco, Saúl Huerta, Sandra Nelly Cadena, Francisco Romero y el propio Rueda, todos ellos encarcelados en diferentes oportunidades y abandonados por Ignacio Mier.

Por más que lo intente, es absurdo que Mier intente diluir sus vínculos con su socio preso en el Penal de Tepexi de Rodríguez.

Sus intentos vanos e inverosímiles no son más que el reflejo de un hombre desesperado por recuperar poco de lo mucho perdido en los últimos días.

Y es que, Nachito Mier busca desmarcarse de todos los señalamientos de un gran sistema de corrupción que instauró en Puebla y cuyos tentáculos llegaron a tocar a un buen número de políticos relacionados con el morenovallismo y hasta con el lopezobradorismo.

El esquema de blanqueo de divisas a través de las famosas “factureras” fue un negocio redondo con el que Mier y sus socios, como Rueda, y familiares, como su sobrino Moisés Villaverde Mier, suplente del diputado federal Mario Carillo, primo de Mario Delgado, se enriquecieron de una manera escandalosa e infame.

El servicio de defraudación fiscal se enquistó por toda la administración pública, desde las secretarias del gobierno del estado, ayuntamientos, la BUAP y hasta dependencia de segundo nivel que buscaban justificar gastos.

Pronto irán revelándose los nombres de todos aquellos que estuvieron tentados y se dejaron seducir por la dupla siniestra Mier-Rueda, incluso, muchos de los que juraron lealtad incondicional al barbosismo.

Y justo aquí es el punto de quiebra de Ignacio Mier.

El inútil diputado federal está obsesionado con desligarse de cualquier vínculo con esta trama de lavado de dinero y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Lo de Diario CAMBIO y las más de 30 empresas fantasmas es solo la punta del iceberg.

Las autoridades ya siguen la ruta del dinero de Mier Velazco la cual apunta a sociedades con un grupo empresarial que opera varios table dance, prostíbulos disfrazados de restaurantes de carne, gimnasios y hasta bufetes de cortes.

Ver: El desprestigio de Armenta hunde a Monreal

El escándalo de Nachito Mier puede escalar a niveles impensables.

Y sí, lo que unió Diario CAMBIO no lo separe la UIF.

El matrimonio entre Mier y Rueda es inquebrantable.

- Advertisement -
spot_img
spot_img

Últimas Noticias