13.5 C
Puebla
jueves, diciembre 1, 2022
spot_img

Sigamos transformando a México

Debes leer

El Semillero

Por: Vianey García / @vianeygarrome

Hace unos días, con mucha emoción, me registré como aspirante de la candidatura a la diputación federal de Morena, por la región Izta-Popo, con cabecera en San Martin Texmelucan.

Lo hice segura de contar con el apoyo de la gente de nuestra región y, por supuesto, del equipo de valiosas personas que me han acompañado a lo largo de este recorrido que iniciamos hace años, cuando decidimos sumarnos al proyecto transformador que encabeza el ahora presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Publicidad

Fue una avalancha de sentimientos al encontrarme, saludar y recibir también el apoyo de muchas compañeras y compañeros que se registraron también y que, junto nosotros, fundaron Morena y, en distintas partes del país, han llevado el mensaje de cambio verdadero a todas las personas.

Desde entonces, de sol a sol, pasando frío y, a veces, hasta hambre, caminamos kilómetros, recorrimos las ciudades, los poblados, las comunidades, tocando cada puerta para recordarle a la gente que por supuesto que había esperanza y que sí hay otra forma de hacer política, muy diferente a la que con mentiras, transas, moches y otras formas de joder al pueblo, ejercían los caciques del viejo régimen.

Les mostramos que sí se podía ser servidor público sin ser corrupto; les demostramos que ser “servidor público” no era un pase automático para tener más privilegios que los demás, y que ese cambio estaba al alcance de nuestras manos; les dijimos que, unidos, las mexicanas y mexicanos,  podíamos hacer realidad la cuarta transformación de nuestro país.

Todo eso lo hicimos mientras aquellos que durante años tuvieron el poder e hicieron y deshicieron como se les antojó, para beneficiarse y no para ayudar a las personas, no hacían más que burlarse y repetirnos “que no se podía” y que no había modo de que ganaramos nada porque, para ellos, no eramos nada, no eramos nadie.

Nos dijeron que “estábamos muy chavos”, que “no sabíamos cómo”, que “no teníamos con qué” y, por supuesto, nos dijeron que la transformación “nunca iba a suceder”, casi en el mismo tono con el que hoy se les llena la boca para decirnos que “no sabemos gobernar”, como si ellos tuvieran alguna autoridad para hacer esa crítica.

Y ¿qué creen? Como “cae más rápido un hablador que un cojo”, en 2018 estos “chamacos inexpertos”, estos “don nadie” que “no representaban nada”, les demostramos que los que se equivocaban y ya no tenían nada que hacer en el futuro de México eran ellos, y que nosotros, los que siempre estuvimos olvidados, habíamos llegado para cambiar de una vez y para siempre, la forma en la que el gobierno trabaja.

Porque, que no se nos olvide: tuvieron la oportunidad de gobernar, de servir y  mejorar la vida de México y prefirieron mejorar la  vidade sus familiares y amigos, quienes, ¿cómo no?, ahora “reclaman” por todo lo que, parece, nunca vieron en tantos años.

Por eso mi felicidad, con este registro de tanta gente valiosa para contender en las próximas elecciones, por eso mi emoción, por eso mi certeza de que, de la mano con el pueblo, con nuestra gente, con quienes seguimos dándole duro a la chamba,  vamos a cuidar todos los cambios que hemos logrado en México, vamos a cuidar el bienestar de los más necesitados, vamos a seguir haciendo realidad la esperanza  y no  vamos a permitir que regrese ese pasado de corrupción y de privilegios para unos cuantos.

Hoy, junto a todas, junto a todos, junto a todes, somos el brazo fuerte de la Cuarta Transformación, vamos a defenderla y a convertirla en oportunidades de desarrollo para nuestra gente.

¿Qué onda?

¿Quién dice “jalo”?

- Advertisement -
Artículo anteriorCafé C
Artículo siguienteLa oposición no quiere la vacuna en Puebla
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias