Comando armado ejecuta a un poblano y se lleva su cabeza

 

De manera espeluznante fue asesinado anoche el propietario de Pizzería Soto en Amozoc, a tan solo unos metros de la presidencia municipal en donde se encuentra ubicada la comandancia de policía. Un comando armado lo ejecutó de siete balazos y posteriormente – con un corte casi quirúrgico – lo decapitaron y se llevaron la cabeza. Aunque los vecinos reportaron desde el momento que escucharon los balazos, la policía llegó muy tarde.

El ahora occiso llevaba por nombre Mauricio S. F., y contaba con 31 años de edad, era originario del estado de Veracruz, pero llevaba siete años viviendo en Amozoc, donde tenía su negocio de pizzas en la calle 16 de Septiembre en la colonia Centro.

Cuando la policía municipal de Amozoc llegó al lugar solo encontró la escena y aseguró el lugar. Fueron agentes ministeriales del grupo de apoyo policial de Amozoc los que acudieron para realizar las diligencias del levantamiento del cadáver con el apoyo del equipo de peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Sorprendió a los policías e investigadores el corte hecho por los sicarios, pues la escena quedó prácticamente limpia. “Eran profesionales, hicieron un corte casi quirúrgico. Esperábamos encontrar una sangrienta escena, pero el lugar estaba casi limpio” señaló una fuente.

Tras realizar el levantamiento del cadáver, el cuerpo fue trasladado, por la gravedad del caso, al anfiteatro de la ciudad de Puebla y no al de Tepeaca como corresponde a los cadáveres levantados en la zona de Amozoc.

Por la violencia ejercida en la ejecución y el hecho de que el hombre fue decapitado, de manera inicial las autoridades presumen que se trata de un ajuste de cuentas entre grupos delictivos.

Con información de PueblaRoja