spot_img
spot_img
martes, enero 31, 2023
spot_img
spot_img

Convoca a marcha madre de Juan de Dios Núñez, joven levantado en el Triángulo Rojo

Juan de Dios desapareció junto con sus amigos, los hermanos Abraham y Vicente Basurto Linares, estos últimos militares del 24 Regimiento de Caballería Motorizada en Tehuacán, en la carretera que es paso obligado para la comunidad de Tehuitzo en Palmar de Bravo.

Debes leer

María Luisa Bajora madre del Juan de Dios Núñez Baroja, desaparecido en el “Triángulo Rojo” hace un año, convocó a una movilización de familiares de jóvenes levantados o desaparecidos el próximo 10 de mayo para exigir a autoridades eficacia en las investigaciones y el cumplimiento de Protocolo para Búsqueda, mecanismo ignorado en la Fiscalía General del Estado (FGE).

Durante la movilización de universitarios identificada con el hashtag #NoSonTresSomosTodxs, realizada el miércoles por la noche por la comunidad universitaria de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) — por el crimen de  Javier Salomón Gastélum, Daniel Díaz y Marco Ávalos, estudiantes de cine en Jalisco —, María Luisa usó su turno al micrófono abierto en el zócalo de la ciudad para gritar su desesperación por la omisión de autoridades en el esclarecimiento del paradero de su hijo.

Juan de Dios desapareció junto con sus amigos, los hermanos Abraham y Vicente Basurto Linares, estos últimos militares del 24 Regimiento de Caballería Motorizada en Tehuacán, en la carretera que es paso obligado para la comunidad de Tehuitzo en Palmar de Bravo. Pese a que el hecho fue notificado a la FGE, el caso no fue retomado con prontitud y el desarrollo de la carpeta de investigación tuvo tal demora que dejó fuera indicios vitales para encontrar a los jóvenes.

Publicidad

La última vez que la madre de Juan de Dios habló con él, fue el pasado 28 de abril a las 9:00 de la noche, el joven aseguró que en ese momento transitaba por el tramo del camino Cuetnopalan a Cañada Morelos, después de eso, nunca llegó a su casa.

Precisó que en un rastreo al número telefónico de los jóvenes desde el día de su desaparición arrojaba su ubicación por el GPS en la zona del Arco de Seguridad de Palmar de Bravo y en zonas aledañas. El teléfono de Juan de Dios estuvo activos hasta el día 30 de junio.

La madre del joven asegura que esta información era denunciada a la policía que nunca respondió: “Yo recorro todos los días esa zona, tengo esperanza de encontrar a mi hijo, pero sólo me he topado con cadáveres que allí van a aventar.

“Mi hijo sufrió un levantón, estoy segura. Recibí llamadas que me pedían rescate, en algún momento pensé que era secuestro, después supimos que eran personas ajenas al hecho que trataban de aprovechar esta situación”, sostuvo la madre que revela que varios jóvenes han tenido ese destino en la zona pero las familias temen denunciar.

Policía Ministerial y agentes asignados omitieron acciones, desecharon pruebas, testigos e incluso no han hecho público el reporte de las placas del auto que tiene el estatus de robado.

“¿Cuál seguridad?, la seguridad es sólo para los ricos y las autoridades. La realidad es que están levantando a nuestros jóvenes, la autoridad no reacciona ante estos hechos”, sostuvo la madre que desde su página de Facebook María Luisa Núñez, convoca a más mujeres para movilizarse y exigir eficiencia a autoridades.

En la protesta encabezada por estudiantes vestidos de negro se expuso que los jóvenes  viven, quizá, una de las etapas más difíciles y peligrosas que ha tenido el país en las últimas décadas, sumidos en el riesgo de peligros que enfrentan ante el aumento del poder del crimen organizado y la ola delincuencial en el estado.

Fernanda, estudiante de la Facultad de Derecho de la (BUAP) denunció también que esta semana sufrió un intento de violación en Sonata, zona exclusiva de la ciudad en la que trabaja como mesera.

En entrevista aseguró que no acudió a la Fiscalía General del Estado porque hace un año denunció que su novio intentó estrangularla luego de propinarle una brutal golpiza, pero autoridades sólo archivaron la carpeta de investigación. “La única acción que emprendieron fue hacer por tres o cuatro días rondines pese a que mi vida corría peligro pues les notifiqué las amenazas que recibí”.

Con información de Puebla On Line.

- Advertisement -
spot_img
spot_img

Últimas Noticias