25.4 C
Puebla
lunes, mayo 2, 2022
spot_img

Ex morenovallista exhibe audios de espionaje a Osorio Chong, Gastelum, Robles y Zavala

Roberto González Vázquez, explicó que presentó una denuncia por los delitos de asociación delictuosa, intervención de comunicaciones privadas, acceso ilícito de sistemas y equipo informático y amenazas. Resaltó contar con pruebas a través de 420 llamadas grabadas.

Debes leer

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, la titular de la SedatuRosario Robles y la panista Margarita Zavala sí fueron víctimas de la operación deespionaje que orquestó Rafael Moreno Valle, ex gobernador de Puebla, sostuvoRoberto González Vázquez, quien este miércoles exhibió los audios de conversaciones telefónicas que fueron interceptadas desde Puebla.

Miguel Ángel Osorio Chong aseguró ayer que no le preocupa que Rafael Moreno Valle lo haya espiado porque no tiene nada de qué avergonzarse.

En entrevista con Radio Fórmula, González Vázquez, ex agente del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), reveló que Rafael Moreno Valle compró en 3 millones de dólares un equipo de espionaje.

El ex agente del Cisen aseguró que tiene en su poder 420 llamadas grabadas, las cuales presentará como pruebas de la denuncia que presentó por espionaje telefónico, y entre ellas se encuentran las de los secretarios federales y la aspirante presidencial.

Los audios no dan cuenta de conversaciones incriminatorias, sin embargo demuestran que sí existía la capacidad para intervenir sus llamadas.

Expuso que desde su llegada a la gubernatura de Puebla, Rafael Moreno Valle intentó crear un área que recabara información que le sirviera para tomar decisiones y organizaron el Centro de Análisis y Prospectiva (CAP).

El centro no fue capaz de revelarle la información que Rafael Moreno Valle deseaba y tuvo que salir Fernando Manzanilla, secretario general de Gobierno.

La administración de Rafael Moreno Valle llevó a Joaquín Arenal Romero, un ex funcionario del Cisen, que recomendó comprar un equipo de espionaje.

El ex agente del Cisen le dijo a Radio Fórmula que la intención original del gobierno poblano era recabar información para combatir a la delincuencia.

“Finalmente todo gobierno debe de tener su aparato de inteligencia, su agenda de riesgos, pero con Joaquín Arenal y Eukid Castañón al frente de esta oficina clandestina, porque no dependía de ningún organigrama, es que se empieza a dar toda esta cuestión de espiar a enemigos, amigos y a quien considera que son parte de sus intereses, o que afectara sus intereses”, dijo.

Precisó que él trabajó en dos etapas para el gobierno de Rafael Moreno Valle, de abril 2015 a junio 2016.

Afirmó que en la segunda etapa, del 15 de junio del 2017 al 28 de agosto de 2017, tuvo contacto con Roberto Rodríguez Acosta, el segundo al mando de Joaquín Arenal.

El ex agente afirmó que él no interceptó conversaciones telefónicas, pero queRoberto Rodríguez Acosta lo llevó a los “nidos” –oficinas donde operaba el equipo de espionaje- y que ahí se dio cuenta del espionaje que estaban realizando.

“Lo mío era una cuestión política, pero como Roberto Rodríguez Acosta me lleva a los nidos, es que me doy cuenta de lo que están haciendo”.

Aseguró que en una ocasión le ordenaron que localizará a una persona de nombre Anuar Salomón, porque querían levantarlo y hacerle daño, pero no precisó quiénes le dieron las ordenes directamente.

La persona identificada como Salomón es amigo de Fernando Manzanilla y presumían que podría tener información.

El ex agente conto que días más tarde hubo disparos en un domicilio fiscal, el cual no detalló.

Roberto González Vázquez ratificó que ya presentó una denuncia por asociación delictuosa, intervención de comunicaciones privadas, acceso ilícito de sistemas y equipo informático y amenazas, en contra de quien resulte responsable.

Pruebas entregadas

Indicó que este tema no es nuevo, ya que lo han denunciado medios como el New York Times, Reforma, la Jornada, e-consulta, SDP, Status Puebla, Diario Cambio, Lado B, entre otros.

Además recordó que Wikileaks difundió los contratos de la empresa italiana Hacking Team con el gobierno de Puebla y documentó el uso de exploits para espiar a enemigos, que consisten en archivos que se incrustan en equipos de cómputo para extraer su información.

Indicó que la existencia de nidos ya fue dada a conocer por medios de comunicación y las pruebas que él tiene se entregaron a la PGR.

Dijo que además aportó 420 grabaciones con sus transcripciones, obtenidas entre 2014 y 2015, para que sirvan de pruebas en la investigación.

Presentó copias del talón de pago del gobierno del estado a la esposa de Rodríguez Acosta, ya que su pago no salía a su nombre, a fin de que no lo ubicaran en la estructura gubernamental.

A otros trabajadores, expuso, les pagaba Lorena Jaimes, quien agregó, trabaja para el diputado federal Eukid Castañón.

El exagente sostuvo que no tiene miedo por la presentación de la denuncia contra Moreno Valle, “no es un semidios”, y pidió que la gente que ha sido lastimada y maltratada saque todo lo que tengan para contribuir a su denuncia.

Fuente: FORMULA audio

- Advertisement -
spot_img

Últimas Noticias