La inseguridad: la carta de juego de los desterrados

Otra de las causas, las lagunas legales que existen en la ley con el nuevo sistema de justicia penal, pero lo más importante son eso parásitos amantes de lo ajeno.

Por: @LaChef10

Por desgracia desde hace unos meses la ola de inseguridad se ha desatado en Puebla, un problema que puede tener muchos factores y miles de culpables, desde los policías que no quieren trabajar, los que no quieren arriesgarse, o los que se sienten como la iglesia y exigen diezmo.

Otra de las causas, las lagunas legales que existen en la ley con el nuevo sistema de justicia penal, pero lo más importante son eso parásitos amantes de lo ajeno,  esos a los que les gusta ganarse la vida de manera fácil. Estas personas no tienen compostura, que no nos digan que es por falta de oportunidades de trabajo, estos ya nacieron torcidos, conchudos y flojos, así es hablo de los rateros, no de los políticos eh, no me vayan a mal interpretar. 

¡Esto parece que se va a descontrolar!

Bueno, esto ya se descontroló.

El problema que me lleva a escribir esta semana es un asunto social que está siendo ocupado por muchos políticos, de manera gandalla, se están colgando de esta crisis como un su bandera de batalla ( y tal vez la única, por que no tiene mucho que ofrecer), lo que hacen es de dientes para afuera, muchos de ellos solo se quejan pero hasta antes de que se volviera el tema de moda, nadie hizo nada.

Algunos como el marinista-colosista-obradorista-morenista y pejista Alejandro Armenta que en lo que va de su periodo como diputado nunca se interesó por lo temas de seguridad en la capital, pero ahora como está muy decidido y aferrado a querer ser el candidato del mesías, ahora si ve la necesidad de quejarse.

Otro es el sobrino, bueno para nada, del exgobernador priista Manuel Bartlett, experto en tirar elecciones (muy bonita alianza), el joven Rodrigo Abdala quien no ha hecho nada desde que su tío le consiguió el trabajo ahí en Morena, y ahora como anda en compañía de Armenta, andan dando cuanta conferencia se les ocurra y mostrando cifras del aumento de estos delitos.

Ni hablar del señor Juan Carlos Lastiri, quien desde hace mucho comenzó con los arrancones (de cabello por eso, esta así) para la gubernatura,  ahora con su movimiento que incluye mercenarios en redes, faltas de ortografía y muchos millones de la SEDATU, mediante esa plataforma quiere ganar la interna de su partido el Revolucionario Institucional y así revivir el proyecto Marinista, por ello se agarra del tema de inseguridad, cuando en todo este tiempo que lleva trabajando en la SEDATU nunca ha hecho nada por el estado, más que hacer precampaña.

No podría terminar sin mencionar las declaraciones de oro hechas por el inútil, inepto y estúpido de “Pablito” Pablo Fernández del Campo, actual diputado local, al que solo hace falta investigar en la página del Congreso del Estado para ver su falta de trabajo en todo lo que va de la legislatura, pero qué tal se le ocurrió decir que los usuarios de transporte público son uno pobres, jodidos  (lo dijo con palabras políticas, pero  así lo piensa el clasista este) y que nos roban por eso. Le hace falta conocer más a la gente o bajarse de sus camionetas.

Bueno ya ni hablar de José Juan Espinosa que con su canal de Facebook quiere exigir que el Gobernador Tony Gali se reúna para pedirle consejos… háganme el condenado favor!!

Espero al igual que muchos de los poblanos las autoridades pongan mano dura y se pongan a trabajar, porque en verdad estos oportunistas caen mal y solo politizan el tema con la finalidad de jalar agua para su molino.

Sin más que decir mis lectores los espero la próxima semana!

XOXO.

Para dudas, aclaraciones, contrataciones y acoso laboral, me pueden seguir en @LaChef10  o mandarme un correo a [email protected] y con gusto les paso algunas de mis recetas.